Basada en hechos reales


Ayer fui a ver esta película y me ha hecho pensar.


Para empezar el destino nos hizo ir a verla en versión original y cuando llegamos a la taquilla: resulta que era en francés. Y pensé: "Pues ahora seguro que no vamos a enterarnos de nada". Y encima, un conocido mío había dicho en facebook que le resultó soporífera así que tenía miedo de que al amigo con el que iba no le gustara nada. Pero nos gustó mucho a los dos. Sobre todo porque no nos esperábamos a Eva Green de protagonista y a ambos nos encanta. Luego íbamos debatiendo que si esa mujer tiene un punto oscuro, que es guapísima, etcétera. Yo le decía que tenía mucha presencia y él que controlaba muy bien sus gestos, aunque fueran estudiados. La verdad es que hay actores muy buenos. 

La película (sinopsis) esta basada en una novela que cuenta un trozo de la vida de una autora que está en crisis. Conoce a una mujer y a partir de ahí las cosas se van complicando. La mujer parece una admiradora, pero ¿cuáles son sus intenciones? ¿son amigas o enemigas? Lo dejo ahí, no revelo nada más. El resto de la entrada es opinión. 

*** Bien, vamos a lo que me ha hecho pensar.

Hace muchos años la persona a la que yo llamo Muso (es un chico, un hombre, es que no sé qué otro apelativo podría usar para referirme a él), me invitó a ver Dans La Mansion , que yo fui a ver en francés también y se convirtió en mi película favorita. Primero, porque jamás había visto una película así (ya sabéis, yo y mis círculos conocidos, ni siquiera sabía que existía ese otro tipo de cine). Y en segundo lugar, porque en parte éramos nosotros. Seguramente, él me la recomendó en plan: "mira qué adolescente lunático y escritor, cotilla a más no poder, y mira como vuelve loco a ese profesor de literatura". Claro que, dado el final, son tal para cual. Yo veía cómo el profesor le enseña a él y hay partes de esa película que he usado en mis conferencias en institutos (y no llevo pocas, he ido lo menos a dar 20 charlas en 7 años). Bien.
Hasta aquí, fenomenal.

Lo malo es que ésta también me ha recordado mi situación y eso ya no me ha gustado tanto.

Veréis, cuando sale Eva Green en la pantalla fue una impresión... grande. Qué fuerza, qué poder, qué seguridad. Qué de todo. "Yo quiero ser así", pensé. Yo quiero aprender.

Eso fue al principio.

Cuando el novio de la escritora le dice: "Siento que te desestabiliza" me acordé de inmediato de otras tantas situaciones de mi vida en las que yo he pensado lo mismo respecto al Muso. Sin ir muy hacia atrás, hace dos días cuando le mandé una acuarela y me dijo una cosa y automáticamente (la acuarela fue la foto que más "me gusta" tuvo en mi Facebook personal) Recordad que yo tengo dos facebooks. Dos nombres, y por cierto, debería empezar a moverlos y publicar cosas de una dichosa vez.

El problema es que le mandé como 3 e-mails de justificaciones, de enfado, de cabreo, de vete tú a saber qué más y al día siguiente pensé: "Cielo Santo, si solo me hizo una pregunta". Y con él así es todo el rato. Pero ¿por qué?

Esa acuarela, igual que ... mis libros y personajes y mil historias... tienen mucho que ver con él.  Mucho. Hago unas cosas increíbles por su culpa. Una vez me puse unos zapatos de tacón de aguja que en la vida me habría puesto.

Es como...; no sé qué palabra usar (¿un maestro?) ¡jajajaj! Ni idea. Es más bien como alguien que te toca la moral para que avances pero que en el camino te dan ganas de... no sé.  

Me ayuda a transgredir mis límites, que son muchos.

Por contra, me desestabiliza. Y es que en esta película eso lo he visto mucho y la escena en la que Eva Green imita a la autora me causó una especie de revelación. "¿Ves lo que pasa por imitar?" me dije a mi misma. "Pierde toda la gracia, ¿para qué imitar? la autora es la autora y Eva Green es Eva Green... y cada una tiene su estilo y son bellas las dos, a su manera". Y entonces pensé que igual no debería dar por sentado que TODO lo del Muso es perfecto y lo mío no. Ese es el tema.

Nunca voy a ser como él, por más que me empeñe porque él es él y yo soy yo. A ver, si me dice: "¿Tú foto más laureada es una acuarela de Alicia en el País de las Maravillas?" la respuesta es: sí, lo es. Yo no pongo muchas fotos en facebook. Luego lo estuve pensando y me di cuenta que tardé años en publicar una foto en facebook. Me parecía que estaba fatal. Luego pasé unos años en los que ponía miles de fotos (me parecía que era la correcto) y de buenas a primeras un día me levanté, lo quité del móvil y cuando meses después volví a entrar y vi las fotos de los demás pensé "¿pero qué es esto? ¿para qué sirve esto, qué sentido tiene?".

Curiosamente, ahí lo que empezaron a cambiar fueron las fotos de mi perfil de whatsapp. A raíz del pequeño enfado que tuve con el Muso hace tres días cuando simplemente me hizo una pregunta que hirió mi ego (ojo, no hay palabra que diga sin intención) me pregunté a mi misma: "¿Se puede saber por qué poner mil fotos en tu perfil de whatsapp te da igual y en el facebook te parece demasiada exposición?" No obtuve respuesta. Pero deduje que podía ser porque el perfil ... ¡Anda!, leche, ¡acabo de caer!. El whatsapp no está tan a la vista, te tienen que buscar. Sin embargo, en facebook salen por defecto. Así que no me importa poner fotos que cambian según lo que veo en cada momento porque es divertido y cuenta una historia. Pero me gusta hacerlo para aquellos que quieren leerlo. No para todos. Y lo absurdo del facebook es que sale para todos. Y como a mí no me gustan cosas que veo, ... en realidad doy por sentado que a los demás tampoco les va a gustar/importar mi vida. Está fuera de lugar.

Es que lo del facebook tiene miga porque salió el tema con la editora de Espasa. Necesito una estrategia. Una estrategia para las redes sociales. No para el blog, el blog es impulsivo y libre, y natural.  Las Redes son otra historia.

El resumen es que tras ver esta película he pensado que debería reafirmarme en como soy y no tratar de imitar a mi Eva Green particular, jajajaj!!!!! Me dan ataques de risa cada vez que escribo esto. No sé porqué, siento algo en el ombligo que me hace reír un montón. En fin. De eso se trata, él es él y yo soy yo. Y somos estilos super-diferentes (si veis la película, dejad al margen el final). A mí me ha gustado ver a la escritora, ciertamente menos atractiva. Pero siendo ella. Tiene derecho a ser así ¿no? Pues ya está.

^_^ Por cierto, debería ponerme a escribir.
Una novela.
¡Anda! ¡si tengo un mail de uno de los editores sin contestar! 




Jurassic World



Esta película cumple lo que promete. Me la recomendó un compañero de trabajo. Yo estaba entre el sí y el no, voy a verla... o no voy a verla. ¿Será buena o será mala? La anterior no me gustó especialmente. A decir verdad, de toda la saga, la única que recuerdo con cierto cariño es la de la doctora interpretada por Julianne Moore y el científico de apellido impronunciable. Esa estaba bien. 

La fórmula no ha cambiado: mismo esquema y dos escenarios. Eso me gusta, pero es posible que el segundo escenario no sea el que vosotros pensáis. Tiende mucho al terror... casi diría infantil. Hay escenas que recuerdan a "Un monstruo viene a verme" y todo ese estilo de películas de fantasía, solo que en esta ocasión el vehículo no es un monstruo bajo la cama sino un dinosaurio (bajo la cama). Yo pensaba, viéndola, que de niña me habría dado mucho miedo. Luego el compañero de trabajo que me la recomendó me dijo: "Es para mayores de trece años". Y me parece bien. 

Original y meticulosa, en cuanto a los animales, me refiero a detallista. Escenas divertidas (a mí me gustó mucho la de la lava porque es una licencia). Me gusta cuando exageran algo en plan: "sí, ya bueno, ¿y qué más?" pero como guiño al espectador. Ese momento me sitúa en una película para niños y nos reímos mucho en el cine. Todos pensamos: "este tío es tonto". Vaya, a lo mejor por eso ahora me gusta. 

A otra compañera de trabajo le impactó mucho la isla y si vais a verla lo entenderéis, yo creo que ahí se pasaron un poco. Quizá el trasfondo es Dios contra la ciencia. Con lo que yo no estaría de acuerdo. Aunque debo reconocer que a veces pasan casualidades... que te hacen pensar que hay algo oculto. Pero bueno, la  intervención de la niña en este tema me pareció estupendo (más adelante).

Y me gusta mucho el final pero me gusta porque es un final abierto. El mismo que usé yo en La Casa Mágica de la señora Asworth. Los finales abiertos me llaman especialmente la atención. Quizá porque leí las Aventuras de Sol y esperé de verdad esos treinta años para volver al bosque a preguntarle a la bruja lo que pregunta Chiqui. Sólo que entonces, al volver, me di cuenta de que nadie más que un niño podría pensar que la pregunta de la bruja tenía algún sentido. No es justo. 

El final abierto me encanta, y esta película lo tiene. Te deja imaginar el resultado. La consecuencia. Es como si la historia avanzara un poco más de donde termina, te la entrega a ti para que elijas. 

Todo esto, claro, dentro del género juvenil, palomitero de aventuras.
La pregunta si alguien en persona me dijera: "¿Y te ha gustado?" Tendría de respuesta: "Sí, no esta mal. Está entretenida".

Detrás de esa opinión, esta todo esto.
^_^ Mecahcís, me voy que voy a llegar tarde a trabajar, jajajaj! 

En el que mi mente me ataca

El sueño empezaba con los personajes atrapados en un bucle.
Conseguí escapar con alguien más. Pero fuera del bucle había un laberinto.
Un laberinto oscuro, con las paredes hechas de seto, con espinas. Y, no sé por qué, creo que era seto de rosal.
Caminé por allí y llegué a una casa. Y aquí es donde la cosa se complica.
Había alguien más en la casa.
En el ambiente oscuro y opreviso, encontré otra persona. Era un chico. Yo quería salir de allí y él era un obstáculo. No me dejaba.

 - ¿Quién eres? -le pregunté.

Nunca me habría podido imaginar semejante personaje. Bueno, de hecho, estoy bastante impresionada. Debería usarlo en algún libro. Era como el actor que acompaña a Will al parque en serie WestWorld. El que se llama Logan. Pero mucho más desmejorado y oscuro. Pocas veces he soñado con algo tan tenebroso.

- ¿No te acuerdas? ¿No sabes quién soy? -tenía una expresión cruel.

- No.

Intenté salir por otro lado, su presencia estaba en todas partes.

 -  ¡Vete! Quítate del medio.

Me empujó.

- Vamos, prueba -me dijo- Sabes quién soy.

-  ¡¡Qué te largues!! ¡No sé quién eres!

- Sí que lo sabes. Recuerdalo. Lo sabes muy bien.

Madre mía.

- ¡¡Déjame en paz!! ¡¡Déjame salir de aquí!!

No había forma.
Era una pesadilla horrible. Atrapada en una casa con aquella... cosa, con aquel ser tan oscuro.

Me desperté. Fue tan... fuerte la pesadilla que me desperté.
Y tuve que encender las luces de la casa. Estuve como quince minutos solo para que se me pasara el sobresalto.


Pero por desgracia la noche de pesadillas no terminaba ahí.

Tuve otra que también me despertó.
(continuará).

Tengo que crear un personaje como el del sueño...

Bueno, todo sea por terminar la entrada. El segundo sueño de la noche que recuerdo tenía que ver con una casa. Era una casa grande y desconocida. Con un montón de cosas. Tengo que reconocer que a mi cerebro le gusta imaginar espacios tipo "castillo ambulante de Howl". Hay que ver cómo se parecen las cosas a su cuarto lleno de trastos y recuerdos. 

Esta pesadilla también me despertó. Básicamente, consistía en que un día al llegar a casa miro para el techo y está... como si fuera a derrumbarse. Se va a venir abajo. Al parecer, alguien se ha dejado un grifo abierto. Y empieza a curvarse y a combarse a causa del peso del agua.

"Se va a caer", pienso. Y llamo por teléfono al seguro, o a alguien, que me dice qué ha podido pasar. Pero mientras esto ocurre escucho una especie de avería en la cocina. Y voy hacia allí. Y aquí viene el problema, todo son cables, tubos, trastos, muebles... mil millones de cosas.

¿¿¿Pero esto qué es??? ¿Este tubo para qué sirve,... este cable a dónde va? ¿Dónde está la llave del agua? ¿Qué conecta esto con lo otro ¡¡¡Socorro!!! ¡¡¡Socorro no entiendo esta casa!!!

Y el techo a punto de derrumbarse.
Me desperté.

Bien, alguno podría pensar (o alguna) "Nelly, cielo, ¿qué hiciste antes de acostarte?" Pues os lo diré: me puse un trozo de un discurso del Dalai Lama. Sí, como lo leéis. NO leí novelas de terror, no vi pelís de miedo. NO. Qué va. Eso y canciones de Mecano.

Así que... por si acaso me afecta demasiado lo trascendental, hoy voy a ver algo mucho, mucho, mucho más ligero. Querida parte del cerebro que inventa pesadillas, a ver qué haces con esto, jajajaj!!

Felices noches !!! =) 




Algo curioso


Me ha pasado algo curioso escuchando música un par de veces y creo que merece la pena reseñarlo, aunque sea como extravagancia científica. A ver, últimamente, me gusta escuchar canciones de sonidos de la naturaleza. Lluvia, ríos... en especial ríos. 

Hoy me he puesto uno de esos vídeos y me dormí. Tienen la curiosa capacidad de dormirme, lo que es extraño. Las dos veces que me ha pasado... ocurre de un modo secuencial comenzando porque presto atención al sonido, luego el sonido es todo y luego no sueño. No sueño nada, y es raro, porque yo soy muy de soñar.

El caso es que hoy de ese nada oscuro y absoluto, en un momento dado, ha surgido el sonido. El río, los pajaritos y todo. Hasta aquí, fenomenal. El tema es que ha surgido el sonido antes de surgir la conciencia del yo. Y esto es lo que me intriga. 



Imaginad la secuencia: primer oscuridad, si nada (ojo, yo seguía con los cascos y la música) luego he sido perfectamente consciente de cómo surgía la música. Y claro... música, pero "sin sujeto que la escuche" ¿Podéis imaginar algo así? Música y sólo música. Un río. Y pájaros.

Eso ha durado... unos segundos. Es que ha sido rarísimo.

Y luego... ¡pum! el yo.

"Soy Nelly" Pero con todo el bagaje de la palabra "Nelly". Así, de repente. Lo mismo me habría dado si me dices "soy un cocodrilo", que soy un presidente. Recordar una identidad de pronto resulta, cuanto menos, extraño.

Y luego ya me desperté.

Pero ese momento de "conciencia sensorial" sin inteligencia superior por encima (vamos, sin la parte analítica) de verdad que ha sido extraño. Y me ha hecho plantearme muchas cosas. ¿Un enfermo en coma realmente es quien nosotros creemos que es? No sé, ha sido rarísimo. 

Raro, raro, raro.

Si el cerebro es capaz de encender y apagar la música simplemente porque estás durmiendo... da que pensar. Pero bueno, es difícil explicarlo sino se experimenta. Imagino que tiene que ver con el área del cerebro que se activa antes. O que se activa mientras las otras están desactivadas. 

Saludos !!!! 

Un día en el campo

foto tomada en el Cañón del Río Dulce


Hoy he pasado el día en el campo. Y ha sido maravilloso. A pesar de las piedras, los resbalones, las picaduras, las ramas enganchadas, las zarzas picajosas, el sol, el calor, las pendientes y el esfuerzo.

"Vamos a dar un paseo en llano".

La primera parte del camino era todo, menos llano. No obstante, debo reconocer que se me hizo un poco raro ver que el sendero empezaba con.. una mariposa.



"Qué casualidad" pensé. Bueno,no lo pensé sin más. Sentí algo raro, algo sin palabras, pero a esa parte de mi cerebro que siempre está ahí no le suelo hacer mucho caso. Y le contesté: "Casualidad".

El camino era precioso aunque costaba un poco recorrerlo. Comenzaba con una cuesta muy empinada (saltando una valla). Después, bajabas por una ladera llena de piedras. No tenía el calzado adecuado y soy temerosa así que opté por usar manos y pies y rodillas y lo que hiciera falta. En un momento dado del camino me sorprendí pensando: "La cuestión no es esa, la cuestión es el peso y el punto de apoyo. Luego es ciencia" me dije a mi misma "si sobrepaso un punto con cierta inclinación me caeré rodando. Y ya está: es el peso, la inclinación y las matemáticas. No hay nada más". Me dije esto a mi misma y al caminar los siguientes dos pasos me di cuenta de que... ese argumento parecía estar respondiendo a otra cosa. Pero, ¿qué cosa? ¿Por qué había empezado un pensamiento contradiciendo algo? Me centré. Y busqué esa otra cosa en mi interior. Busqué en mi mente a qué le estaba llevando la contraria. A qué sensación, percepción o "cosa sin palabras", y lo encontré. Lo que me estaba diciendo esa otra parte del cerebro, traducido a palabras era:  "No te asustes. Ten fé"

Como si algo dijera: "sabes que no te vas a caer. Ya lo sabes". Como si se pudiera sentir o presentir. Y yo me respondía: "la cuestión no es sentirlo, la cuestión son las matemáticas y la ciencia. No es fé, es ciencia". 

Seguí bajando. Luego subimos, y luego llegamos a la cascada.

La cascada era maravillosa. Muy alta. En la foto no se aprecian bien sus dimensiones. Y sobre todo me gustó que podías caminar por detrás de la cortina de agua. Después de hacer fotos, avancé hasta el lugar en el que la corriente se precipitaba hasta el lecho del estanque a sus pies. Se estrellaba contra las piedras haciendo un ruido característico. Y caía desde tan alto que parecía una tormenta fuerte. De esas primaverales y refrescantes. Y al estar allí abajo pensé en el concepto de la pureza. De la pureza natural de las cosas. Y claro, ... puede que se me escapara algún grito de esos liberadores, de todo lo hermoso y natural que había allí. Daba gusto estar bajo esa cascada. Era como un torrente natural y limpio. Era maravilloso.



Y seguimos avanzando. Caminé hasta una subida sin camino. Allí había unas cadenas. Alguien dijo: "A ver, no te preocupes e intenta subir, ¿cómo lo harías?" y yo me pegué a la roca como si quisiera fundirme con ella. Eso provoco risa. "Bueno, no sé, yo no veo ningún lugar por el que subir". Traté de agarrarme con las manos pero ... era una pared lisa y empinada. ¿Con una cadena? Entonces alguien dijo: "Olvídate de las piernas. Agarra la cadena". A ver, ¿cómo voy a olvidarme de las piernas? Se camina con las piernas. Parece poco lógico pensar en olvidarse de ellas.

- Agárrate a la cadena y pon las piernas contra la roca.

Visualicé un montón de finales para la escena. Ninguno acababa bien. 

- Pero que no...

- Hazlo.

- Pero que mira que...

- ¡Venga!

- ¿¡ Pero como voy a...?!

-¡¡¡Vamos!!!!

Esta bien. Agarré la cadena. Y subí colocando las plantas de los pies contra la roca. "Ahí va", si me sujeto bien. No era tan difícil. De hecho, ¡era divertido! Llegué arriba y una bandada de pájaros negros empezaron a dar vueltas y cantar sobre nuestras cabezas. Igualito que en un libro de Tolkien.

El resto de la senda era más sencilla. 




Siempre acompañando el río. Vimos un cangrejo, golondrinas, mariposas, abejas, un primo lejano de las mariquitas, buitres leonados, cuervos, la casa de Felix Rodríguez de la Fuente (una de ellas) y además comí cerezas silvestres. Qué ricas

En un momento concreto del camino me llevé por delante un tocón de árbol, o raíz, o piedra, no estoy segura y me dije a mi misma: "A ver, si todo ocurre por algo... y este golpe, ¿a qué obedece?" y esa cosa sin palabras interior como que me devolvió la pregunta y yo misma contesté: "bueno, es verdad que no estaba atenta al camino, estaba pensando en otras cosas... ¡y ahora con lo que duele es difícil no estar presente!" jajajaj! Y sí, tengo un moratón para recordarlo. 

En resumen, que ha sido un buen día.





^_^ Saludos!!

¡¡Aaaah!! ¡Socorro, un bicho!

Estoy limpiando mi casita la mar de concentrada. Y rumiando para mi misma ideas y pensamientos (algunos bueno, otros no) La entrada de ayer, básicamente.

Cuando ya tengo todo casi super limpito y me digo a mi misma lo ordenadísima que soy llego a la cocina ¿¿¿¿y qué me encuentro????

"AAAAAAAHHHH!!!!!"

¡¡Socorro, socorro.. un bicho!!! ¡Un biiiiIIIIiichooooo!!!!!

Una mariposa nocturna tamaño gigante. ¡¡Socorro!! (por el salón) ¡¡Socorro!! (por el pasillo) Vuelvo a la cocina: ¡¡¡fuera fueraaaaaAAA!!!

No parece entenderme.

Bien, una vez he recorrido todas las estancias vuelvo y decido calmarle.

- Largo -pienso.

Alguno dirá, ¿Nelly no te atreves a matar un bicho? Si, bueno, los terriblemente feos sí. Pero es una mariposa. No puedo tener un blog con una mariposa (de ilustración, ver versión web, hay una luna, una niña y una mariposa monarca) y luego matar a su prima nocturna. Por muy fea que sea, ¡¡¡madre mía, vista de cerca qué fea es!!! ¡¡¡Qué fea!!


Le mando la foto a una amiga por whasap que contestá: "¿Pero qué carajo es eso?" (jajajaja!!!) Entonces pienso, "Bien, vamos a ver, no está dentro. Vamos a buscar solución a esto desde otros ángulos". Realmente... esta fuera. Pero cuando me acerco a la ventana (yo estaba limpiando cristales hoy) me quedo a cuadros porque...las dos hojas de la ventana están una sobre la otra ... y se ha metido dentro. "¡¡¡Pero cómo te has metido ahí!!!!" pienso. Si es imposible. Pedazo de cacho de estúpida mariposa de la noche. 

Bien decido salir a otra ventana y muevo las dos hojas empujando a la mariposa (ay que repelús me está dando por Dios!!!) pero para mi desasosiego veo que el puñetero bicho camina hacia dentro. Sigue plantada entre los dos cristales, técnicamente posada en el exterior, pero no está ni dentro ni fuera, y me está poniendo de los nervios.

Regreso a la cocina: ¡¡¡Laaargooooooo!!! (lo pienso con todas mis fuerzas, no parece que funcione) Y entonces me acerco a ella. Tiene los ojos blancos. Y es peluda. ¡Por favor, como puede tener los ojos negros y blancos, es un insecto con ojos!!!!

Me mira.

¡¡Ojos de bicho de ultratumba!!!
¡¡¡Ojos de ser de más allá!!! Fijos en mí.


Y sigue ahí.

Ains.

¿Qué hago? 

Tengo mata bichos pero no quiero matarla ella no tiene la culpa de ser TAN FEA!!! MADRE MÍA QUE GRIMAAAAA....

¿Y si le canto? Yo canto fatal, lo mismo se larga.
Que alguien haga algo! Fuera bicho FUEEEERAAAA...
(jajajaj!) Ciau.


**Diez minutos después.
Lugar: cocina de Nelly.
Crisis de la  mariposa nocturna.

La muy idiota se ha echado ahí a dormir. Ni dentro ni fuera, no puedo creerlo. Va y se planta entre los dos cristales, ha plegado las antenas y está dormida. ¿Que cómo lo sé? Porque se ha "convertido en tronco". Es un camuflaje super-curioso, y desde el punto de vista de la ciencia interesante de observar pero, francamente, no tenia otro lugar que elegir...

El caso es que ahora empieza a dar el sol y de repente he pensado que a lo mejor ahí se moría de calor y en vez de miedo he empezado a sentir compasión por ella. Tanta, como plantearme tocarla con una mano (aaaaaaaah!) Pero está entre los dos cristales y no llego. Una de dos, o mantengo la ventana abierta hasta que decida irse o me arriesgo a separar ambas hojas pero entonces ella está posada en hoja exterior y orientada hacia dentro de la cocina con lo que va a echar a volar de manera lógica hacia dentro yo a correr y vamos a tener otro problema.

Yo no sé si ahí se va a asar de calor. ¿No tenía otro refugio que buscar que mi casa? Bueno, la frontera de mi casa.

Además del tema del camuflaje hay otra cosa que me ha llamado mucho la atención y es como he pasado del pánico a la compasión en tres segundos. Lo que me recuerda a una anécdota que mi madre cuenta de cuando yo era niña: "corría delante de las arañas por el pasillo gritando  ay mátalas, mátalas, hasta que vio una ahogándose en un cubo. Entonces dejó de correr. Y saco al a araña de una pata hasta el jardín".

jajaja!

Incomprensible. A ver...  es... que no sé qué está pasando aquí.

Lo que me enseña este episodio es que la compasión es más fuerte que el miedo (en mi cerebro).

Pero no siempre. Que te juegas a que algo me asusta y lo mato de un zapatazo antes de ser compasiva.

Así que la compasión es más fuerte que el miedo.
Y lo ha aprendido de una mariposa.
Fea.

Una mariposa muy fea.
Muy bien.

Sigo sin saber cómo hacer que se vaya. Pero ahora en vez de miedo... me dan ganas de darle un trozo de manzana, con este calor... podría ponerle nombre jajaj!!

¿Qué tal "Zatruska"? Tiene pinta de llamarse así. Zatruska.


(dos horas después) Fin de la Crisis de la Mariposa
Lugar: cocina de Nelly.

- ¿Por qué no desmontas las ventanas? -sugirió un amigo.

¡Anda!

- Sin duda con el calor ahí se va a morir.

Vuelvo a casa. Desmonto la hoja interior de la ventana.
¿Ves? Ahora está dentro
Pues sí, pienso, es curioso que antes estaba "ni fuera ni dentro" y ahora dentro. Despierto a la mariposa con agua (¿os dais cuenta de lo raro que es que si no hubiera desmontado la hoja de la ventana interior, entonces seguiría fuera?) A la mariposa no parece gustarle que la molesten. Busca refugio.

- A ver, mira- pienso como si le hablara-, ahí no te puedes quedar. Te vas a morir de calor. ¿Dónde podría ponerte?

Tras mucho pensarlo vacío una de mis cajas de la Universidad. Una caja roja. Y vuelvo a la cocina. Ahora el problema es cómo meter a la mariposa dentro de la caja. Decido ponerle algo de hierba para que esté cómoda, y vuelvo de nuevo pensando que esa noche la sacaré al balcón y "san seacabó". Mientras le doy vueltas a lo mucho que me estoy esforzando en hacerle una casa-caja a la mariposa, con heno y un recipiente con agua, esta echa a volar (justo antes de que yo iniciara el movimiento de "te atrapo") sale fuera y se pierde haciendo un vuelo un poco torpe.

Ni tan siquiera me asustó porque ni siquiera hizo amago de ir hacia el interior de la cocina.

Y ahí me quedo yo. Con mi caja. Llena de hierba. Perpleja mirando para la ventana y luego para mi caja-casa vacía. Adiós, Zatruska, adiós. Que te vaya todo bien en esta vida.

Y colorín colorado, esta historias se ha acabado.



Hay que buscar nuevos horizontes.

Yo desisto.
Abandono, tiro la toalla.


Puede que sea la fase lunar... que a las chicas estas cosas nos afectan mucho. Igual debería rendirme también y escribir una novela de chic-lit (lo habéis pedido varias veces). El motivo de mi desistimiento de esperanza es que sigue habiendo cosas que no comprendo de la condición humana.

Lo voy a ilustrar con un ejemplo: cuando yo conduzco en la medida de lo posible facilito el paso de los demás. Por dos razones muy simples. La primera es que es ventajoso para todos, no hay diferencia entre el conductor que va en el otro coche... y yo. Los dos somos conductores. La segunda premisa es que a mí me gusta que me ayuden, por lo tanto, nace del corazón de una manera bastante natural el querer ayudar a los demás.

Y aquí es donde viene la segunda parte de mi desesperanza: por lo visto ayudar se confunde con permiso para faltar al respeto. Y estoy muy harta y muy cansada.

Esta semana encontré una cosa mal hecha. En vez de dejar que esa cosa afectara a un tercero, me tomé la molestia de mandarle esa cosa mal hecha a la persona que la había hecho mal. Esa persona vino a quejarse. "¡Me mandas esto mal hecho! ¡Por culpa de esto lo otro!" Yo le dije a la persona (haciéndome la tonta, ya que realmente la gestión era intencionada)  "¡Vamos a ver quién ha hecho mal la gestión en el inicio! Anda, mira, ¿no es tu firma?" Y entonces el otro se echó a reír y se enfadó.

Son estas cosas las que... a mí me ponen triste. 

Y ellos se creen muy listos. Muy, muy listos. Vienen como si te la fueran a dar con queso, y lo intentan y lo consiguen muchas veces pero de verdad... que tristeza de mundo. Esas caras, esos gestos, esas risas... y luego vienen a pedir ayuda. 

Os pongo otro ejemplo de conducción (y es que no es tan diferente el como te mueves en tu vida diaria a como te mueves cuando circulas) : hoy cedí el paso a varias personas en una situación conflictiva. Y de repente veo que uno circula en paralelo importándole tres pimientos que se queda sin carril. Cuando se queda sin carril, invade el mío, cuando casi me roza frena y me mira... sorprendido. No, si yo ya sé que me iba a dar, lo sé desde hace medio kilómetro. Sólo estaba esperando a su intermitente. ¿Y el intermitente? Es como: "oye, a mi no me invadas pero eso sí, yo invado a todo el mundo" ¿Por qué cuando vienen a pedirte un favor si dices no, se enfadan? ¿Por qué alguien aparca en doble fila y cuando le dices date prisa en sacarlo aún se molestan? Perdona, ¿estoy incumpliendo yo la norma o la estás incumpliendo tú?

Esta semana he atendido a personas abochornadas de tener que destapar una gestión mal hecha de un compañero (he tenido tres casos) y en los tres, he tenido que actuar con simpatía cuando la verdadera impresión que tengo es de reprimenda. A lo mejor no debería ser tan simpática. 

Pero no lo sé... porque si me enfado luego me voy a sentir mal.

Esto, en cuanto a lo relativo a lo mal hecho... a decir verdad, no me supone un problema comunicar las gestiones mal hechas a conciencia con cierta diplomacia que alguno confunde con no darse cuenta de las cosas. Eso no es un problema, poner en conocimiento de alguien y de su jefe (en copia) que algo "no se ha tramitado según lo que debiera" (primer aviso) no es un problema. El problema es quizá dar un toque un poco más vehemente.

El problema es el respeto.

Y eso mismo, siento decirlo, se extrapola a mi aprendizaje y a mi interacción con el profesor del que aprendo budismo (cosa que diréis es filosofía y no se debe mezclar pero es que se mezcla) Yo no puedo estar aprendiendo una semana sí y dos meses no porque no responde o porque esta ocupado. No tengo la suficiente autoestima como para mantener una "no-relación" de semejantes características porque no tolero la incertidumbre.

Es la falta de control sobre las cosas lo que me supone un handicap. Y por tanto, abandono. Yo no tengo problema en tratar a alguien como persona de relación superficial y casual, como amigo o como enemigo. Como maestro (profesor) o como modelo, o como indiferente, o como peligroso. Lo que no me gusta es no saber en qué caja está y eso de un maestro no se puede... mantener, porque ni siquiera es un maestro. Así que es bastante absurdo. Mejor me busco nuevos horizontes y aprendo ciencia/historia o astronomía.

Esto que puede no tener nada que ver con todo lo anterior, en realidad sí que lo tiene porque afecta a mi vida. Aquí se dan dos cosas: o la posibilidad de aprender a hacer las cosas de una manera diferente o la posibilidad de actuar según propios recursos. Y ... tal como lo veo, la opción correcta es la B.

En cuanto a la intención de ayudar a todo el mundo. No voy a dejar de hacerlo porque no soy feliz sino ayudo de corazón a alguien cuando veo que lo necesita. Del mismo modo, la armonía para mí es importante. 

Pero hay que aprender a parar a los demás. Lo que entraña un cierto grado de indiferencia hacia ellos, mal que me pese. No puedo estar dejando que invadan mi carril todo el tiempo (¿sabéis que casualmente ese fue el motivo de mi único accidente de tráfico hasta el momento? un señor que invadió mi carril en un punto muy conflictivo donde algunos cara duras se empeñan en colarse)

¿Lo que me cuesta entender es por qué la gente va tan a lo suyo? entiendo que lo mío igual no es correcto porque ...te agobias si gastas energía en tratar de que todo sea perfecto. Pero.. hacer las cosas mal... a posta, con tal de salvar tu trasero aunque suponga hacer sufrir a otro... no lo entiendo.

En fin.
Dicho lo cuál, ya me he desahogado.
^_^ ¡ahora a disfrutar del viernes!

posdata: se aceptan sugerencias de películas... que tengan que ver con pararles los pies a las personas. NO me digáis "ejecutivo agresivo", esa me aburre. Necesito algo diferente... no sé, un personaje demasiado bueno o... no sé, no sé. Si se os ocurre algo...

Gracias!!! 


 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises