Sueños que son historias: el sueño de las preocupaciones

He tenido un sueño rarísimo. Aunque reconozco que he dormido muy bien.
Soñaba que podía meterme en la cabeza de la gente. Y a todos les preocupaban cosas. Es decir, ves por la calle alguien, un abogado, y te metías en su cabeza... y le preocupaban cosas. Un profesor, también. Un ama de casa, un estudiante,... a todos, les preocupaban cosas.
Y todos, en "una parte de su mente" querían comprar chocolate. 
¿¿??
Imaginé que chocolate negro que es el que más me gusta a mí. 
Al despertarme pensé: "es soñar con algo obvio. Yo ya sé que a todos los seres humanos nos preocupan cosas".




Lo que pasa es que no es lo mismo saberlo, que verlo. Me explico: en este sueño yo no era nadie. No tenía personaje. Y el aspecto externo de la gente tampoco era relevante. Cierto es que podías identificar a cada actor según su imagen: este es abogado, este es profesor, este... pero ¿qué relevancia tenía? Una vez te metías en su cabeza...todo era lo mismo. No sé explicarlo bien. Digamos que no encontré ninguna mente en el sueño a la que no "le preocuparan cosas". Todos los seres humanos tenían como un "apartado de cosas que me preocupan" dentro de su cerebro. Y es curioso porque, ¿sabéis? les preocupaban de verdad. Y no había diferencia entre su preocupación y mi preocupación (quizá porque en el sueño todo era yo), o quizá porque somos todos seres humanos. Igual que a mí me preocupan cosas estando despierta, a ellos les preocupaban mil cosas.
Y en otro lado de su cerebro querían comprar chocolate jajajajaj!!!

Cuando me desperté... no sé. Me he quedado un poco pensativa. Resulta que saber las cosas (conocimiento intelectual) y ver (sentir) las cosas no es lo mismo. Me gusta mucho aprender. Y me pregunté a mi misma: ¿acaso no va primero el conocimiento? (me refiero, antes que "ver". Quizá el sueño lo provocó algún dato) pero resulta que mi mente me dijo: no siempre.

Es verdad que hay cosas que ves, pero no sabes lo que son.

Sinceramente, es que no entiendo a qué viene este sueño. Me pasa con todos. A la gente le preocupan cosas, ¡ya lo sé! ¡A todos nos preocupan cosas! Y ahora despierta ¿de qué me sirve haberlo visto? Porque resulta que el mero hecho de conocer no me vale aquí. ¿Qué utilidad tiene haberlo visto si no lo puedo arreglar? ¿eh?

Tenía un libro por casa que se titula: "Cuando se acaba el chocolate" Creo que lo voy a releer...

2 comentarios:

David Hernando Arriscado dijo...

Y lo mas importante e interesante de todo... No te han entrado ganas de comer chocolate al despertar?? Siendo yo fijo que hubiera ido a la nevera jajaja. Una preocupación menos :)
Saludos!

Nelly dijo...

Síiiii jajajajajja!!!

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises