The Imitation Game - (Y la búsqueda de la Verdad)



Esta película esta basada en la vida de Alan Turing, que fue un matemático que descifró el código de una máquina de cifrado alemana.
Me ha gustado mucho la película, más de lo que esperaba al leer la sinopsis. Tiene tres momentos estupendos. El primero de ellos, bastante duro, cuando elije entre lógica y corazón. No me ha hecho ni pizca de gracia pero... era innegable su lógica. Muy duro. 
El segundo es cuando encuentra la solución, eso me ha gustado muchísimo. A algunos les va a recordar a una mente maravillosa. El caso es que anoche, cuando tenía la película a medias, apagué el televisor y pensé: ¿y si fueras él.. qué harías?
Y entonces pensé: Falta un dato externo. 
Por más que tengas una máquina con 30 trillones de posibles situaciones... necesitas con qué comparar. Necesitas un "lo correcto", para saber cuál es la combinación. Un punto de arranque. Es como dos idiomas, necesitas un axioma que sea la verdad para poder desentrañar el resto.
Le di vueltas un rato antes de dormir y me olvidé del asunto. De hecho al día siguiente puse la película y vi que avanzaba sin ese dato externo... si esa "cosa" fija. Fuera. Y pensé: "a lo mejor me equivoco". Igual la máquina hace ¡chas! y se acaba la película. Da con la solución sin más.
Y entonces, de repente, encuentra la cosa externa. Ese momento de triunfo... esa referencia, me encantó. Se lo merece, en serio, es un pobre tipo muy terco. Además, cuando la chica le dice el mensaje pensé "jajajajaj!!!¡¡qué idiotas!!!"  No, en serio, es que la clave es para troncharse... a quién se le ocurre. jajajajaj!!!
Ahí estaba el dato externo.
No pensé en la palabra "tiempo". Pensé en el saludo. Yo habría ido directamente al saludo.
En fin. 
Y el tercer gran momento para mí es cuando está frente al policía, y termina la entrevista y le dice: 
"Y ahora, juzgue"
Uy! ¿Cómo le dice eso el personaje?
"¿Qué soy? ¿un monstruo? ¿un genio? ¿un héroe?"
El policía contesta: "No puedo juzgarle"
Y entonces el protagonista le dice: "pues entonces usted no me puede ayudar"
Uffff.
Le esta pidiendo que lo etiquete. Qué raro. Me gusta ese momento pero me da mucha, mucha pena el personaje y no sé porqué. 

Bueno, el caso es que al acabar la película recordé un hecho que me pasó hace algunas semanas...y en eso de los acertijos y la búsqueda de "la verdad". Me refiero a la Verdad con mayúsculas. Y me vino a la mente una situación con 3 coches de la que fui testigo hace poco tiempo. Por algún motivo incomprensible he comprendido su relevancia viendo esta historia.
La situación es la siguiente:
"Un coche estaba parado en un cruce tras rebasar un paso de peatones. Era de noche. El semáforo estaba en rojo. Me llamó la atención porque normalmente cruzas delante de un coche, no detrás. Me paré y miré el coche. Luego el semáforo, de nuevo el coche y crucé detrás de él, pensando: "uy, este se ha colado". 
Hasta aquí, bien. A todos nos ha pasado alguna vez.
Otro coche bajaba la calle en cuestión (imaginad un cruce, y miráis hacia la derecha) y este sí frenó antes del paso, lo normal. Ese coche se paró. Me dejó pasar, y yo seguí avanzando. Ahora bien, al ver que el coche que había cometido la infracción avanzaba y giraba hacia abajo, ese coche también rebasó el paso de peatones y giró. Es decir, se saltó el semáforo en rojo.
Posiblemente fue un descuido.
Vio un coche girar (el que se había saltado el semáforo sin remedio) y giró él también tras pasar yo. Lo más probable es que pensara que el semáforo se había abierto.
El primer coche había desaparecido ya de la vista, el segundo estaba girando de manera incorrecta y una pick up blanca bajaba la otra calle a gran velocidad sin saber lo que estaba a punto de ocurrir.
Se oyó un frenazo. La conductora del pick up se puso a gritar: ¿¿pero qué haces, qué haces???
El otro coche también frenó de golpe y luego como pudo giró y continuó su camino".

Este hecho a mí me impactó mucho pero no entiendo bien (igual ahora sí) el motivo. Y creo que es este:

A) La verdad del conductor del coche 1. Esta parado rebasando un paso de peatones, se ha saltado el semáforo en rojo. Se para. Se da cuenta de que se para pero está invadiendo el cruce. No le queda más remedio que arrancar y girar, para quitarse del medio. Esa es su verdad.
Se aleja sin saber lo que provoca.

B) El coche que sí para a tiempo en el semáforo (mientras yo cruzo), frena. Yo paso por delante de sus faros. Llego al otro lado, el conductor ve como otro vehículo gira a la izquierda y arranca él también. Avanza. Puede que crea que el semáforo se ha puesto verde, ya que ve al coche infractor girar.
O puede que crea que tiene derecho a pasar el semáforo.
(***ojo, esto yo no lo sé)***
Pero no parece intencionado. Su verdad es: "El coche de delante arranca, yo también..."

C) La pick-up blanca va conduciendo tranquilamente cuando un loco sale del carril izquierdo e invade el cruce con el semáforo en rojo. La verdad de la conductora de la pick-up es: ¿¿pero qué haces loco?? ¡Mira ese conductor loco y gamberro!
Y esa es su verdad.

Y yo mirando desde fuera.
Ese es el enigma.

¿Puedo decir que la verdad de la conductora es incorrecta? NO... en cierto modo, ella va conduciendo y le invaden el carril. ¿Qué va a pensar? Su verdad es: mira que susto me he llevado....
Ahora bien, ¿cómo puede ser verdad su verdad, y a la vez serlo también la verdad del coche B? que podría ser: "veo que el de delante arranca y lógicamente arranco yo también... de pronto un coche sale de la nada, acelerando y cuesta abajo, la conductora clava el freno y me grita".

¿Me entendéis?
Igual no.

Y lo más terrible de todo es: ¿qué ocurre con mi verdad? Como espectadora externa que os está contando esto, os estoy dando una visión. La mía. Desconozco lo que le pasó por la cabeza al conductor del segundo coche. Igual sí que se saltó el semáforo a propósito. Por tanto, ¿cuál es la verdad de la situación?
¿Cuál es el punto externo desde el que desentrañar el enigma?

¿Y por qué puñetas viendo la pelí de Alan Turing me da por pensar esto?

No lo sé. 

Siempre he pensado que existía "una verdad", mejor que sobreponer a las otras. Una única verdad. De hecho lo sigo creyendo. La ciencia busca la verdad. Pero dejando a un margen la ciencia, ¿y si hay situaciones humanas en las que dos verdades pueden ser ciertas a la vez?

Y si Einstein tenía razón al decir que todo es relativo porque todo lo que vemos, lo hacemos desde un "asiento cósmico". Tú estás allí, yo estoy aquí. No podemos ver las cosas desde otra posición, a lo mejor, ni si quiera existen si cambias tu lugar en el Cosmos...

34 años buscando la verdad absoluta... y ahora me encuentro con situaciones humanas en las que lo mismo puede ser dos cosas a la vez. Y encima legítimas. A no ser que encuentre el punto externo que defina la realidad absoluta de ese cruce de coches en la carretera. 

Imaginemos que existe. Que pudiera saber la verdad de las intenciones y causas de cada conductor implicado. Incluso lo que hizo que el coche inicial estuviera parado detrás del semáforo en vez de delante de él. Imaginemos que lo sé. Entonces yo tendría una verdad absoluta. Pero esa verdad no invalida las parciales (las diferentes verdades de los conductores de los vehículos) y lleva a otra cosa aún más inquietante: si yo soy el punto externo en esa situación, lo que está fuera y lo ve,... ¿qué pasa con el punto externo que me observa a mí?

Porque yo tengo unas coordenadas en el tiempo y el espacio. Y medir esas coordenadas en el tiempo y el espacio requiere otro punto de referencia. Es como en el idioma de la máquina de la película. Siempre hay algo con respecto a lo que comparar, a lo que medir. Nuestro Universo funciona así. 

La pregunta es, ¿dónde acaba? ¿en la velocidad de la luz? Me cuesta creerlo. 

Simplemente haceros esta pregunta, cuando medís algo, ¿qué utilizáis? ¿Por qué algo va rápido o va despacio? 
Hum.

Saludos.



6 comentarios:

Miguel Ángel Sanz Burgueño dijo...

Jajaja... Me encantan tus divagaciones, son la leche. "La leche", un ejemplo perfecto para los puntos de vista, lo relativo. ¿Cuántas formas diferentes hay de usar esta palabra en nuestra lengua? Infinidad de ellas y, depende del lugar donde se encuentre, tiene un sentido y otro. En fin, que me desvío...
La Verdad, esa cosa única y eternamente renovable. La verdad siempre es ajena a todo punto de vista, a toda opinión. Para ver que es la verdad, simplemente (cosa complicadilla) hay que observar el hecho, "lo que es" despojado de toda opinión, o de término relativo. Una cosa, la que sea, ¿es grande? En sí, nada es grande ni es pequeño. Eso son términos relativos, comparativos, creados por el pensamiento humano. Eliminando todo esto, obtienes la verdad. Ahora, creo que lo que dices es que es imposible observar sin comparar. Pero... ¿Lo es?

Nelly dijo...

Jajajajajja!! Me alegro que te gusten mis divagaciones porque tengo muchas y a veces al releerlas pienso que me vais a tachar de loca...un poco lo estoy. Sigo dándoles vueltas...para saber si la verdad existe. O qué es la verdad. Gracias x aportar. Muy intersante tu respuesta.

Nelly dijo...

Por cierto perdonad las faltas, voy en autobùs y me baila el teclado...

Miguel Ángel Sanz Burgueño dijo...

Ajá... Cuidado con las opiniones de los demás, que no son más que eso: opiniones, y nada tienen que ver con la verdad. Cuando digo que me encantan tus divagaciones, esa es mi opinión, no es una verdad absoluta. Ahora, que me encanten puede ser cierto o incierto , algo que solo yo sé... Porque podría estar engañándote con una finalidad oculta... Juas!, Juas!, Juas!.
Es broma.
O no...

Nelly dijo...

Las verdades relativas son absolutas para quienes las viven. ¿No?

Miguel Ángel Sanz Burgueño dijo...

Respuesta corta: Sí. Respuesta larga: sí con un peeeero.
En primer lugar, según lo veo yo, no existe algo así como verdad relativa. Para mí una verdad relativa es una opinión, que no tiene nada que ver con la verdad, solo con el punto de vista del observador. Por ejemplo, a mí me gusta el jamón, y digo que el jamón es bueno. ¿Es el jamón bueno? El jamón no es ni bueno ni malo en sí mismo, el jamón es lo que es. Así que la bondad o la maldad del jamón depende del punto de vista, es relativo, es una opinión, no es La Verdad. Ahora, ¿que quieres llamarlo verdad relativa? Up to you!!
Ahora, ¿cuál es la verdad de lo anterior? Que a mí, como individuo y punto de vista subjetivo, me gusta el jamón, lo que no hace que el jamón sea ni mejor ni peor de lo que es, ni a mí me hace mejor ni peor de lo que soy. Simplemente me gusta, está rico. No sé si me explico... (cara sonriente con goterón deslizándose lentamente por la frente)

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises