Autohipnósis y procesos creativos..

jajajaj!

Me ha pasado una cosa muy curiosa y me apetece compartirla. Hace un rato me dolía mucho la cabeza y tenía el estómago mal porque comí demasiado deprisa y además mucha cantidad. Era tal mi malestar que pensé: "bueno, ¿y si me pongo música en el móvil y me tumbo un rato?". Tengo varias labores creativas pendientes, tales como elegir idea para una nueva novela o contestar a las críticas de algunos relatos que he publicado pero un día por otro, un problema por otro, al final nunca me pongo. Y el dolor de cabeza no ayuda al bloqueo creativo. Como hace poco descubrí las ventajas de tener una red wifi en casa, que te permite conectarte con el teléfono móvil en cualquier habitación, pensé que escuchar música me aliviaría.

fuente: pixbay creative commons
Así que me tumbé sobre la cama con un fuerte dolor de estómago y bastante dolor en la sien. Pero como cualquier ruido parecía que iba a ser molesto, no me atrevía a elegir una canción. Ni siquiera de mis favoritas.  Y entre las sugerencias de Youtube había un curso de auto-hipnósis para relajarse.

"Ah, pues mira, debe de ser como las meditaciones que me gustan tanto", pensé.

Desde luego... tenía pinta de frikada

- Por probar... -me dije a mi misma.

Como os podéis imaginar el curso comenzaba con una voz suave y tranquila que decía que había que relajarse. Es normal. Luego hacía una especie de meditación y aunque el dolor de estómago invitaba a no tumbarse boca arriba (más bien encogida y tapada bajo tres mantas), pensé: "bueno, voy a hacer el esfuerzo de seguir las instrucciones..."

Una amiga mía me decía hace muchos años que debía de ser muy divertido hacer alguna hipnosis conmigo, porque soy altamente sugestionable. No sé cómo tomármelo. No suena a cumplido. 

Cuando el guía del vídeo comenzó a decir que "no sólo somos el cuerpo físico" y esas cosas yo pensé: "eeeeh... bueno... sí, en fin, ¡viva la ciencia! y eso. Qué cosas más absurdas dice este hombre." El guía siguió hablando. Y yo, mentalmente, rebatiendo. El guía decía: "imagina que flotas libre del cuerpo físico" y yo contestaba mentalmente "si floto y me desconecto del sentido del oído no podría escuchar el vídeo..., luego el propio ejercicio se contradice". Y me reía para mis adentros. Pensaba "esto me lo creo"... "esto no", "esto ¡menuda estupidez!..." El guía mientras tanto, diciendo que imagines un proyector, una cuenta atrás, ...

Y aquí viene lo gracioso... 

Me dormí.

jajajaja!!! de repente abrí los ojos (sin dolor de cabeza, sin sensación de pesadez en el estómago), y me dije a mi misma: "pero... pero...¡¡¡¿¿¿¿pero qué ha pasado????!!!"

El vídeo de Youtube (que duraba 40 minutos... había acabado hace rato)

En algún momento, de un modo incomprensible, (y absurdo) me quedé dormida y no recuerdo nada, ni lo que el vídeo siguió diciendo, ni nada! Para colmo: se me ha pasado el dolor de estómago, el dolor de cabeza y además, he superado el bloqueo creativo.

La pregunta que me hago es: ¿se puede saber qué me he perdido?

¿Os imagináis que me durmiera justo cuando el vídeo dice: "ahora baja a la calle y cómprate un coche rojo..." o algo así? jajajajaj!!!
jajaja!! madre mía!!
Bueno, lo importante es que he retomado la escritura con energías renovadas.
Ahora bien, lo que ha pasado para ello, ni la menor idea, jajajaj.

Salu2!!!

2 comentarios:

David Hernando Arriscado dijo...

Osea que al igual que ver los documentales de la 2, pero solo en audio jajaja. Pues si te ha funcionado, fantástico, es lo importante. Yo he intentado en ocasiones hacer meditaciones con musica y sonidos raros, pero acabo rallandome. Lo quito, me pongo en postura fetal y a dormir como toda la vida jajaja.
Saludos Nelly!

Nelly dijo...

Jajajaj!! Todavìa me rìo al recordarlo....

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises