Venta de libros de segunda mano


Cuido mucho los libros. Como yo me imagino que muchos de vosotros los tendréis también super cuidados. En algunos casos ni siquiera los he terminado de leer. Como una edición en tapa dura de Harry Potter and... half blood prince... en inglés. Está nuevo, ni siquiera lo he abierto en estos últimos 6 años... Hasta huele a nuevo.

Otros los tengo repetidos, o ya los he leído y no me interesa conservarlos porque ocupan un espacio limitado.

Una amiga me dijo: ¿por qué no los llevas a una tienda de segunda mano? Y así me puse a investigar. Hay varias tiendas en Madrid (y en España) que compran libros de segunda mano. En general, los compran muy baratos (a 0,20 céntimos el libro) pero, teniendo en cuenta que la otra alternativa es reciclarlos, si estáis pensando en tirar libros, ¡no lo hagáis! Estas tiendas son una buena idea.




Entre las webs más interesantes de compra-venta de libros está: relibrea, segundalectura o tik books.

También hay librerías de viejo que están muy interesadas en libros raros o descatalogados (así intento localizar yo varios recomendados por el "muso")

El principal beneficio de reciclar los libros vendiéndolos a estas librerías es que consigues espacio en casa para tener otras obras que a lo mejor te interesan más (por poneros un ejemplo, con el paso de los años he conseguido algunos ejemplares que son auténticos tesoros: Middlesex, La Verdad del Caso Harry Quebert, Verónika decide morir, Seda, La Llave -de Tanizaki-, Las Montañas de Buda, Estupor y Temblores, A Sangre Fría, Matar a un Ruiseñor  ... y otros tantos títulos que, cuando abro la librería, casi se diría que brillan ante mis ojos).

Pero luego tengo otros tres estantes repletos de libros que ni fú ni fá...

Y otros que son libros que no me gustan. Por ejemplo: El Secreto. El Secreto lo tengo nuevo y no me gusta nada. Lo mismo con la Aventura del Highlander y otros que... pues no me dicen mucho. ¿Qué hacer con esos libros? Considero de mal gusto "regalar" un regalo. Puede sonar absurdo pero no se debe regalar a otra persona algo que otra te regaló a ti. A no ser que sea algo que te pida encarecidamente dicha persona. Es que los regalos son... algo especial, porque en verdad es un objeto que envuelve una intención. Y eso es algo único, no puedes luego regalarlo a su vez... a no ser que antes lo transformes en otro significado. Por ejemplo: sí estaría bien donar libros que no te interesen a una biblioteca, a una Asociación, o llevarlos a una tienda de segunda mano. Aunque a ti te los hayan regalado antes. 

¿Suena un poco excéntrico, verdad? ¡Pues es un hábito bien sano! 
A reciclar!! ;=) que así los libros viajan y son felices.

Y como breve anécdota: ¿sabéis cuáles son los únicos libros que pinto con el bolígrafo y en los que tomo apuntes y demás? los de Budismo. Esos no puedo regalarlos porque están llenos de anotaciones al margen. ^_^ También se pueden entregar a alguien pero... es que se vuelven demasiado personales.

Salu2!!!
y que la lectura os acompañe. 
¿Qué hacéis vosotros con los libros que ya no queréis?

2 comentarios:

Miguel Ángel Sanz Burgueño dijo...

Con los libros, como con todo, lo mejor es compartirlos. Como dice un amigo: "compartir es vivir". A lo que yo añado: "...y regalar es vivir a tope".
Yo creo que incluso con un regalo, una vez exprimido, si ya no se usa, mejor que lo tenga otro que también le pueda sacar provecho. Como recuerdo del gesto recibido, creo que guardamos tantos recuerdos que ni nos acordamos de qué ni de quién era dicho recuerdo.
La acumulación ha de terminar si se quiere dejar sitio para todo lo demás.

Nelly dijo...

Muy interesante tu forma de verlo. La verdad es que era reticente (soy, aún) a regalar regalos que me hayan hecho. Pero hay libros en casa que sé que no voy a leer jamás... Y lo que dices es cierto: hay que dejar espacio a todo lo demás. Acumular cosas no es sano. ^_^ Gracias por tu aportación.

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises