Meditación para Relajarse.

www.horusconciencia.com
Bueno, hoy os voy a recomendar una cosa que es estupenda, y antes de empezar a hablaros de ella, ¡¡¡deciros que yo abordaba con escepticismo estas actividades!!! 
Pero el método me funciona mucho y yo creo que es algo bueno que merece la pena compartir. 
Se trata de la meditación con cuencos tibetanos.  Creo que ya os comenté una vez que había ido y me resultó sorprendente. Al salir, no obstante, me quedó una duda. "¿Es mi impresión o esta meditación se siente a nivel físico?" me pregunté. Me explico: es una meditación con música.
Fui una segunda vez, la semana pasada. Si buscáis meditaciones de estas en Youtube, veréis un montón de vídeos que suenan como campanas. Ni caso. Hay que hacerla en persona. Os explico por qué: resulta imposible concentrarse en otra cosa que no sea ese sonido (y es que el aire alrededor, vibra). Imposible. No importa lo enfadada que estés. Lo "estresada" o disgustada. Es exactamente igual que un masaje.
La segunda vez uno de los músicos tocó un "¡gong!" jajajaja. Y lo tocó en varios puntos de la sala. Cuando terminó el concierto, hablé con la pareja de músicos y le dije a uno de ellos: "¿cómo es posible sentir físicamente la posición del instrumento si se supone que es música?"
Por toda respuesta, la chica me dijo:
- Tócalo.
Levanté el cuenco de metal y le di vueltas al utensilio que usan para sacarle sonidos.
- Insiste, ya verás lo que pasa.
Al darle dos o tres vueltas, empezó a sonar... ¡¡¡pero la vibración se extendió por todo mi cuerpo, hasta las costillas!!!
Para una científica aficionada como yo aquel fue un descubrimiento sorprendente.
¡¡Vaya con la resonancia!!
O sea, que te vibra todo el cuerpo. No estaba equivocada: es un masaje.
Me resulta muy sorprendente.
- ¿Esto lo inventó Buda? -le pregunté a los músicos.
- Es anterior.
- ¿Había algo antes? ¿Qué tipo de religión había?
Entonces me contaron que en la India había dos religiones, una de la magia blanca y otra de la magia negra. Y que los cuencos venían de aquella época remota.
Insisto que no es igual si escucháis algo en Youtube, porque el efecto que tiene no se parece en nada a cuando tocan un instrumento de esos cerca de tu cuerpo. A mi me hipnotiza una barbaridad. De hecho, demasiado. Me da hasta un poco de miedo. Los días que hacen esa meditación la gente no cabe en la Sala. Algunas personas hasta se duermen.
¿Qué tendrá el sonido? Empieza a sonar y no sé por qué resulta imposible no seguirlo. Es como si de repente todo tu cuerpo y el sonido se mezclaran. Y sólo queda sonido. jajajaj, ¿a que no tiene sentido? ¡Pues eso!
Os la recomiendo porque se alcanza una relajación absoluta. A mí me funciona. Igual lo probáis y decís: joer, qué tontería, qué frikada... no sé, supongo que esto es muy subjetivo. Pero tocad un cuenco de esos y arrancarle sonido... ya veréis qué cosas pasan.

Saludos!!!
¡¡¡Gong!!! 

4 comentarios:

Davidel dijo...

Se dice que todo es vibración, empezando por la teoría de cuerdas. Todos nosotros, el cosmos, etc.
De hecho si meditas en casa y (sin música en mi caso)te relajas, puedes llegar a sentir la vibración de todo tu cuerpo y bastante potente. Aunque me encantaría probar lo de los cuencos, pues es un buen atajo yo creo para llegar a ese estado jaja. Si tengo la oportunidad lo haré sin duda.

Saludos Nelly.

Nelly dijo...

ja ja ja ja! ya verás lo que vibra. Si puedes sostener uno y hacer que suene... Si quieres un día vamos juntos a una meditación ^_^

Davidel dijo...

Claro, estaré encantado y siento mucha curiosidad. Pero no llegare a casa vibrando como los dibujos animados no? (Tipo tom y jerry cuando le dan con un gong) jaja

Nelly dijo...

Pues no sé yo, eh.... Jijijij

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises