Cosas que aprendí....

clic-fuente (CC Flick)
autora: Patrizia Soliani

Aquí van algunas reflexiones sobre cosas que he aprendido recientemente.

1. Nada sustituye a la propia experiencia.


Todo el mundo tiene opiniones sobre las cosas y las personas. Pero ninguna de esas opiniones nos valdrá al cien por cien, ni puede sustituir nuestra propia experiencia. Tomar como referencia las experiencias de los demás puede ser útil, pero un gran error si pretendemos que sustituyan nuestras propias ideas. Lo mismo ocurre con las opiniones sobre la gente: "Menganita es así, Fulanito es asá..."  Pues resulta que luego estás en contacto con esas personas y la experiencia que tienes es diferente, por tanto, ¿quién tiene la razón?
Resulta que todos, y ninguno. 
Una persona puede ser maravillosa para mí y portarse fatal con otros, y al revés. Por lo tanto, ¿quién me asegura que la opinión de la persona que me está hablando va a coincidir con la mía? Nadie. Por tanto... no hagáis caso de la gente cuando habla de otra gente. Para saber cómo es alguien, tienes que conocerlo tú; para saber si una experiencia laboral, un proyecto, o una búsqueda va a ser de un modo u otro, no te queda más remedio que probarlo por ti mism@. Luego podrás opinar, (de tu experiencia).

Consejo: dado este descubrimiento conviene confiar más en la gente que cuando opina dice cosas tales como: "para mí", "en mi opinión", "tal como yo lo veo..." etc. Y desconfiar de aquellas que dicen: "Esto es así", "esto es asá", ""Menganita es esto", "Fulanito es lo otro", y todo es blanco o negro y nada más. 

2. No acumular cosas inútiles, en verdad lo valioso es la experiencia.

Y eso, lamentablemente, pasa y ya está. Me explico: se acumulan libros, se acumulan bolígrafos, cuadernos, ropa, carpetas, ... al final, ¿para qué queremos acumular tanto? Acumulas cientos de fotos, y ni una sola es capaz de recrear la sensación física de estar a los pies de Chichen Itza. Ni el calor, ni el sofocó, ni el turquesa del agua de los cenotes... en fin, eso sí lo reflejan, pero poco más. Es el recuerdo el verdadero valor.
Con esto no pretendo decir que donemos todas nuestras posesiones materiales a la iglesia y nos vayamos a vivir a una cabaña en plan ermitaño, (ni de coña!!!) No. Me refiero a que valoremos lo que tenemos y a que reciclemos lo que no nos hace falta. 
^_^

3. La familia es muy importante

Esto no es algo nuevo, ni mucho menos, pero nunca viene mal recordar que hay que cuidarla.

4. La gestión del tiempo.

Si alguien piensa que hay que trabajar y trabajar y trabajar más y luego trabajar de nuevo sin tregua, ¡se equivoca! Por supuesto que trabajar esforzándote al máximo es algo loable y está bien. De hecho, hay que trabajar poniendo toda la atención y con energía. No solo porque el trabajo os saldrá bien, sino porque se es más feliz cuando uno puedo trabajar con ilusión y alegría. Pero, por extraño que parezca, es igual (alguno diría que incluso más) de importante descansar y disfrutar.

Si no, ¿para qué trabajas?

5. Escucharse para ser más feliz.

Resulta que nuestro... ¿qué palabra uso? Nuestra "mente", nuestro "yo oculto", nuestro subconsciente, no sé cómo llamarlo... Resulta que no habla en cristiano. Ja ja ja. Me explico. Lo mejor para cada uno de nosotros sería que nuestro yo interior nos dijera: "Oye, cuida la dieta, me siento muy mal", o "perdona, me estoy aburriendo, ¿por qué no buscas alguna aventura?" o, "¿sabes qué me apetece? dormir más horas al día, necesito descansar más..."

Vale, esto son sólo algunos ejemplos. Resulta que nuestra mente (alma, otro yo, lo que sea) habla. Pero normalmente no le hacemos ni caso. Entonces por casualidad aciertas con la dieta, o con un nuevo proyecto laboral, o con algo que realizas y te sientes fenomenal y piensas: ¿cuánto tiempo hace que me estaba pidiendo este cambio?

Realmente lo sabemos porque notamos malestar o bienestar. Pero no nos detenemos a darnos cuenta de los que pasa, o nos da miedo descubrirlo, o preferimos seguir con nuestra vida cotidiana, en fin... no sé por qué será, pero resulta que la gran mayoría de las veces no nos escuchamos.
Y también, dicho sea de paso, la culpa es de que no llegamos a este mundo con un manual...

Os dejo con una frase que tiene un amigo mío en su "whattsapp". Dice así: "si buscas resultados distintos... no hagas siempre lo mismo!"

Espero que estos "pequeños" consejos os sirvan para ser más felices.
^_^
Salu2!!!!!
Nell. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esa cita pertenece a uno de los grandes, pero grandes de verdad. En cierta ocasión dijo "Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo".

Probablemente él lo mencionó inmerso en sus múltiples prácticas de laboratorio, aunque es perfectamente aplicable a cualquier otro entorno.

Grande Sr. Einstein!!!

D.A.T.

Nelly dijo...

No sabía que era de Einstein!

Bueno, DAT, anda, danos otra pista más de tu identidad, o al paso que vamos tendré que hacerte un hueco en "Conoce a nuestros lectores" y te entrevisto sin saber quién eres.

Saludos!!
Nelly.

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises