El sombrero de Peter Pan.


Hoy hacemos una fiesta de disfraces en el trabajo.
Me viene bien, porque ayer me pasé. ¿En qué sentido? Pues... imaginaros que vuestro trabajo fuera "escalar montañas", y resulta que llegas a un pico nevado y escarpado pero... ves una flor (un edelweiss, claro)  un poco más arriba y decís: "ah, pues venga"....y vais a por él. Tengo que llegar, tengo que llegar. Hasta la cima. Algo así hice yo ayer, pero sin cuerdas, sin botas de montaña, sin abrigo y haciendo malabares mientras subía (llevando varias gestiones a la vez).
No me caí de milagro.
Me ayudó el Muso.
Y luego dormí del tirón y ... de verdad, reflexionando, creo que tengo que controlar mi competitividad. Soy extremadamente competitiva, ¡¡conmigo misma!! Eso no esta bien.

Así que hoy, ¡¡me disfrazo de Peter Pan!!

Sólo por el sombrero ya merece la pena...: 







Peter Pan es un personaje de James Matthew Barrie, también apodado "el niño maravilloso" o "el líder de los niños perdidos", o "el niño que no quería crecer"; el autor escocés cuenta la historia de un personaje que, al oír hablar a sus padres de todo lo que tenía que hacer, decide escaparse al País de Nunca Jamás, donde vive asombrosas aventuras en compañía de un hada y contra una panda de desalmados piratas...

No estaría mal ser Peter Pan por un día. Puede volar, ¿quién no querría volar?. Aunque, si he de ser sincera, el traje en teoría es de Campanilla. Así que soy una mezcla de hada con falda verde cortada en pico, y alas, sombrero y alma de Peter Pan. Lo bueno es que ambos personajes vuelan. Que es lo verdaderamente importante.

Genial, ¡he hecho un mix para crear mi propio personaje!
¡¡¡Feliz fin de semana, si os disfrazáis!!
Nelly.

1 comentarios:

Júlia dijo...

Me gusta mucho como escribes :)!

Pasate al mio y opinas :)

letrasdegiulietta.blogspot.com

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises