Revisión de vida


Me he dado cuenta de una cosa extraña: este año es el primero que me gustan todas las estaciones. Alguno dirá, "¿qué?". Pues eso, en los 31 que llevo de vida siempre había pensado que la primavera es fabulosa (y lo es) Pero que otoño e invierno eran un rollo. Y este año, no sé, estoy disfrutando de todas las estaciones. Es la primera vez que me pasa. Le encuentro su encanto a todas, aunque la luz y esos cielos de "nubes viajeras", de mayo y junio... siguen causando un efecto de "liberación" en mi ánimo. 

El caso es que llevo unos días de ver a muchos amigos y compañeros (normal), y... estoy quizá un poco... no sé qué palabra busco. Todos ellos saben más o menos qué quieren hacer con sus vidas. Más o menos. Tienen sus planes, sus ideas para el futuro... 

El caso es, internautas, que yo no tengo ni puñetera idea de nada y eso... hasta puede ser un problema. Me explico: he aprendido a estar tranquila (más o menos) en el trabajo. Es decir, el año pasado por estas fechas estaba en el hospital y me daba de cabezazos contra la pared cuando algo no salía como tenía que salir. Me ha costado un triunfo pero ahora ya sé lo que depende de mí y lo que no. Así que elimino la culpa y, simplemente, trabajo. Además, tengo buenos amigos allí. 

Sin embargo, todo el mundo tiene planes para su futuro y cuando me preguntan o me avisan de cosas que posiblemente sean ciertas, yo no sé qué responder. La publicidad -en el apartado de cuentas, no en el de creatividad-, no me hacía feliz. No soporto la soberbia, la hipocresía, las fiesta de "eh? tú no eres nada sin esta marca de pinta labios..." ¡¡Por favor!!. Así que cuando me preguntan si quiero o pienso volver a ella algún día... sí, era guay tener una tarjeta donde ponía: "Ejecutiva", pero ... en el fondo es absurdo. Así que no respondo con entusiasmo: ¡Por supuesto!. No respondo eso. Más bien... me quedo en blanco con cara de: "tú tienes un proyecto pero yo, la verdad, es que no".

(Esto va a ser tristeza... )

Pero he aquí que en todos los encuentros con gente muy diferente, llegados a este punto me miraban y decían (todos igual):

- Bueno, tú tienes tus libros....

O "bueno, tú escribes", o "bueno, tú eres escritora".

Todos.

La primera vez pensé "bah.... ((("pa´ lo que me sirve"))) jajajajajja". 
La segunda, pensé: "¿Por qué puñetas dicen todos lo mismo?"
La tercera.... la tercera no pensé nada. Me quedé mirando al que me lo había dicho.

Escribir es una carrera de fondo. Cierto que tras publicar mi primer libro me emocioné mucho y el segundo vino muy rápido. El tercero lo he mandado a dos sellos que son como el Everest y el Himalaya del mundo
editorial y como tardan casi un año en responder.... lo he paralizado todo.

Tener los libros está bien, desde luego, pero me pregunto si eso es un "proyecto" equiparable a lo que yo espero de mí misma. Tengo amigos a los que la literatura ha retirado de sus profesiones. Pero son pocos. Y eso conlleva otras cosas, conlleva cierto éxito, y de nuevo la publicidad.

Lo cierto es que no tengo ni la menor idea de nada. ¿Os ha pasado a vosotros alguna vez? Veo compañeros de facultad que tienen sus propios negocios, otros que están formando una familia, etc. etc.

En esta tesitura lo que voy a hacer es lo que dijo el muso: "céntrate en ti que es más interesante". Si él lo dice. Si me centro en mí (que estoy aburrida) lo único que se me ocurre sería: seguir escribiendo, seguir trabajando, seguir aprendiendo (¡libros, libros!) y.... ¿ir mucho al gimnasio el año que viene?

Bueno. No tenía pensado llegar a esta conclusión pero me parece tan válida como cualquier otra. ¿Y vosotros, cómo estáis?

Saludos!!!
Nell.

pd: me recuerda esto a una frase de un cuento de Alice Munro sobre un joven de treinta años, dice así: "esa edad en la que a muchos les cuesta reconocer que lo que están viviendo es su vida..."
¿Veis? tengo una memoria de pez pero las frases de los libros se me quedan grabadas...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bienvenida a la crisis de los 30 :)

Karla Ximena dijo...

No te preocupes, muchos no tienen proyectos, por ejemplo yo tengo metas y eso, pero van cambiando, van rotando, soy un poco dispersa, hay muchas cosas que quiero lograr, pero ahora he aprendido que hay que ser paciente si no se dan de inmediato, pero no rendirse. A veces a uno le da el bajo porque a vez que a algunos le resultan las cosas casi de inmediato, pero a uno no y se pregunta ¿Por qué? y piensas que es mejor dejarlo, al final no sirvo, pero nuevamente mi amor por aquello me hace no dejarlo ya que son una parte de mí y si no soy la mejor en ello, no importa algún día lo lograré y si eso no ocurre, no importa por lo menos luche y lo disfrute. Creo que me puse un poco existencialista. Creo que lo de escritora es algo en lo que debes continuar, a pesar que hayan demoras o no llegues a vivir solo de eso, pero es una parte de ti y si no me equivoco a ti tu gusta mucho.
Que tengas una hermosa navidad. Un gran abrazo.

Nelly dijo...

Pues ya que parece ser que es mi vocación, ¡voy a empezar por creérmelo yo misma y repetirlo! ¡Sí, soy escritora! con dos libros publicados (uno de ellos en Espasa) y otros tantos cuentos en recopilatorios. Me lo diré todas las mañanas frente al espejo para seguir luchando por mi gran ilusión!
Un besazo! Y GRACIAS
Eva-Nelly

Victoria Tsuchiya dijo...

Claro que es un proyecto! Y muy difícil de lograr así que es todo un proyecto!

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises