Ayer la librería me dio este libro...


Digo "me dio", porque... yo sigo pensando que los libros llegan cuando han de llegar.
En verdad una vez, cuando lo compré de segunda mano, lo empecé a leer pero lo abandoné enseguida. Hay que tener un humor un tanto especial para embarcarse en él. Así como empieza... el tipo dice "menos mal que sobreviví pero acabé en la calle, siendo alimentado por Kitty Wu..." Más o menos.
Es un joven que ve ... que se va a estrellar, pero,... no hace nada. En definitiva, deja que ocurra.
Como estaba del humor perfecto para leerlo, lo llevé al trabajo y feliz le empecé a contar a una de mis mejores amigas de que trataba. "Es un chico de dieciocho años al que le ocurre.... y que decide no hacer nada.... " le dije. Y algo del nihilismo y algo del desastre, y algo de no enfrentarse a las cosas. Ella se volvió sonriente y me dijo:
- Es decir, un Holden.
jajajajaj
ajajajaja.
Bueno.
A veces los mejores amigos son terribles.
Para los que no leáis mucho el blog os diré que Holden... es el protagonista de un libro especial.
- No -contesté-, Holden no es que no haga nada... Holden... huye.
Y me quedé como un tanto... sorprendida. Lo he leído veinte veces en los últimos diez años y acabo de caer en la cuenta. ¿Qué es El Guardián Entre el Centeno? Es la historia de una huida.
El Palacio de la Luna no sé si será lo mismo. Por lo pronto, a la altura de la página 40 es la historia de un joven educado por su tío, huérfano de repente, que no tiene la casa amueblada y que acaba vendiendo los mil y pico libros que le dejan en herencia para poder comer. Esta solo.
Le cuenta mentiras a sus amigos (esto es importante, que la gente no es sencilla de entender...)
Y, sospecho, acaba viviendo peor de como está ahora para luego, supongo, mejorar.


Así que Holden Caulfield huye del mundo... veréis, hay algunas cosas de Holden que me encantan (del libro), la primera, la frase:  "a estas alturas ya nos odiábamos cordialmente" Cosa que repito mucho y a la gente le hace mucha gracia. La segunda, que se le va la pinza muchísimo (para los que me leéis desde el continente americano: se le va la cabeza, se distrae) como en la escena del vestido y la prostituta. Y la tercera es cómo define a los personajes que le rodean. Tiene cierta... ingenuidad. Te narra lo que está viendo pero no se detiene a interpretarlo, simplemente... sigue. Claro que es un protagonista muy joven. El título del libro también está muy bien elegido. Si habéis visto "El Indomable Will Hunting" tiene una escena con un diálogo similar, cuando le preguntan: ¿qué quieres ser de mayor? y contesta "pastor". jajajajaj, o algo así. Creo que empiezo a entender porqué me gusta tanto. Es gente que se niega a participar. Ya sabéis. En el sistema. Es como "no estoy de acuerdo con nada, no he encontrado mi sitio".
Así que me enfado y no respiro.
Denuncio y proclamo que estoy en contra de todo.
Y me siento a esperar a que el Universo cambie. A que el mundo cumpla las normas de civismo, idealismo y los parámetros de perfección de nuestra mente.
¡Ah, esa la falta de implicación!, ¡qué delicia! El "no me atrevo a..., por si pierdo la perspectiva y me implico demasiado". 
Cielos, los escritores se lo pasan pipa. Crear un personaje en el que volcar todas esas inseguridades. Que en el fondo, todos sentimos lo mismo. Supongo.
^_^ Ya os diré qué tal está el final de El Palacio de la Luna. 
Saludos!!!
Nell. 

2 comentarios:

Victoria Tsuchiya dijo...

Así contado tiene algo de misterio que hace que den ganas de leerlo!

Nelly dijo...

Realmente está muy bien, ¡a mí me está gustando!

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises