Criadas y Señoras, Kathryn Stockett

Es el tercer día que levanto la persiana y el cielo está gris.
Gris "sosote".
El primer día, bueno. El segundo, vale. El tercero, ¡pues muy mal!
Pensé entonces qué libro elegir para hoy. El primero que me vino a la mente fue Tuareg, dado que Stardust se me está acabando. Que ya que lo comento... este autor hace trampa, jajajja. Me gusta mucho el libro. En una ocasión en Lfnac participé en un debate sobre las características de un libro juvenil. Digo debate porque cuando se me ocurrió decir que "enseñan" cosas... bueno, casi la lío parda, jajajaj (para los que me seguís desde el otro lado del océano: en España usamos esta expresión para decir "líe una buena" o "fue un desastre").
Vale, pues Neil Gaiman enseña cosas. O si no, ¿por qué de repente un árbol le dice al protagonista "puedes ser dueño de todo, si quieres, solo has de disfrutarlo y aceptar que puede irse igual que vino"?
El libro está plagado de enseñanzas.
Claro que... no es juvenil, exactamente. Pero a eso me refería yo. Y no le veo nada de malo.
Volviendo a la elección...
Tuareg tiene mucho sol. Mucho, mucho sol. Pero el final... jejeje. No es día hoy para releer ese final.
Stephen King, no. Aunque sus cuentos son maravillosos... pero crea tensión. El Suelo del Ruiseñor, tampoco. No me apetece viajar, estoy disgustada, aunque las batallas con los ninjas serían un aliciente... Shogun tampoco, hoy me pondría triste (aunque es de mis libros favoritos). Podría elegir a Alatriste solo por arrastrarme con él de taberna en taberna rezongando por lo chungo que está el mundo...
Pero tampoco.
Las ovejas de Glenkill tampoco... siempre me quedo a la mitad de la investigación.
Mendoza no, que me hace reír y no quiero.
MMMMMMhhhhhh
¿Y este?



Me lo regalaron unos amigos hace poco. Veamos, transcurre en Misisipi, en 1962. "La joven Skeeter regresa a casa, sin ilusión por buscarse marido, como quiere su madre. Ella sueña con una vida diferente, dedicada a la literatura. Aibeleen, una criada negra, esta volcada en la educación de la niña que tiene a su cargo para olvidar la muerte de su hijo. Su mejor amiga, Minny, muy rebelde, encuentra trabajo en la casa de una familia recién llegada. Cuando Skeeter conoce las historias de Minny y Aibeleen empiza a imaginar un proyecto clandestino y liberador. Estas tres mujeres unen sus esfuerzos para rebelarse contra un orden social injusto y los prejuicios de una pequeña ciudad."

¡Pues tiene buena pinta!.
Eso del orden social injusto y tal... hum, ¡pues es la recomendación del día!
;-D Saludos!!
Nelly.

2 comentarios:

Victoria Tsuchiya dijo...

Por qué dices que la liaste parda? Todos los libros como la vida misma enseñan algo... no?

Nelly dijo...

Pues estuve con varios autores famosos de juvenil, y me encontré a mi editora, y al parecer... bueno, quizá yo no me expresé bien pero ellos entendieron como que yo pretendía "enseñar una moraleja" y eso no cayó en gracia.
Vine a decir que, normalmente, en los libros juveniles el bueno y el malo tiende a estar todavía muy diferenciado, mientras que en algunos adultos sólo se habla de la vida en sí, por ejemplo, en La Elegancia del Erizo no hay buenos y malos. Sin embargo en cualquier libro de fantasía juvenil suele haberlos.
Casi me comen.
Otros como La Gramática del Amor, son viajes en los que el niño se convierte en adulto. A mí eso me parece "enseñar" algo.
Pero a la gente no le cayó bien el comentario.
No obstante, saqué a relucir mi lado "me gusta la polémica" y con el micrófono en la mano defendí hasta el final mi postura.
Porque en lo que a escribir se refiere... no tengo problema en defender mis ideas. Y de hecho, tres de los allí presentes formábamos parte de la misma Editorial, así que... la verdad es que me sentí muy en igualdad de condiciones.
Es decir, que tengo razón.
Besos!!!! :D

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises