El Guardián Entre El Centeno.

Hace unos días estuve paseando por un paisaje brumoso y alguien me dijo: ¿sabes cuál es mi libro favorito? (no fue así, exactamente, pero salió la conversación). Mi sexto sentido me dijo que seguramente sería el mismo que el mío. A veces tengo intuiciones.
- El Guardián Entre el Centeno.
Dejé escapar una risa totalmente involuntaria.
Ya. Qué casualidad.
Y el que más odiaba era el mismo que el mío: "La Conjura de los necios".
Seguimos hablando, yo mirando para el suelo en plan disimulo, y dijo algo de que el libro le hacía reír mucho. Vaya, vaya, vaya.
- ¿Recuerdas la parte en que dice que empieza a "odiar cordialmente a alguien"? -pregunté.
- ¿Cómo?
Ah, amigo.
- Sí -dije-, cuando queda con aquella chica... y le plantea irse los dos juntos, y como ella le dice que está loco empieza a odiarla vagamente, y luego cordialmente, ja ja ja ... en una sola frase, ja ja ja...
- No me acuerdo -me contestó.
Yo no quería hablar del libro, la verdad. De hecho, empecé a dudar que fuera su libro favorito.
- Lo mejor -dije al cabo de un rato- es el principio. "Si de verdad les interesa lo que voy a contarles quizá debería empezar por dónde nací, cómo fue mi infancia, y demás rollos estilo David Copperfield..."
Me di cuenta, mientras hablaba, que en la película Entrevista con el Vampiro, hablan un poco de esto, ¿no? Es el comienzo del diálogo de Louis con el entrevistador.
A estas alturas, el chico ya no dudaba de que yo lo hubiera leído.
Lo que no sabía es cuantas veces lo he leído.
¿Quince? puede ser.
- Bueno, en verdad no estoy segura de lo que dice -titubeé, nerviosa, retractándome.
- A mí me gusta el libro porque me río de las desgracias de Holden.
Hablamos un rato del autor. Y me llamó la atención la diferencia de gusto. A mí no me gusta el libro porque Holden lo pasa fatal. A  mí me gusta el libro porque está escrito en el estilo llamado "realismo sucio", de "pienso como escribo", lleno de coloquialismos. Hilvanado frase con frase con una continuidad asombrosa. Y me gusta el libro porque lo leí en el momento justo, porque me siento a veces tan estupefacta como Holden ante un mundo sin pies ni cabeza... y porque mediada la obra me dije a mi misma: "este chico está loco"... y acaba en un hospital psiquiátrico.
- ¿Qué dices? no acaba así -dijo el chico-, acaba en casa.
De nuevo, titubeé. ¿Acaba en casa?
Pero al rato dije, ¡qué puñetas!:
- En la primera hoja te habla de Db, su hermano, te habla del cuento que escribe, te habla de que está en Hollywood y te dice algo como "eso fue antes de que me mandaran aquí, a recuperarme un poco". Esta en un psiquiátrico, o en un hospital.
De nuevo la cara esa que hace dudar a una de que realmente lo haya leído.
No sabría deciros porqué es mi libro favorito. Entre muchos otros, que también me encantan. Pero... quizá sea por la historia del compañero de cuarto (que luego he conocido a gente así, que eran "guarros en secreto", ja ja ja), o por los detalles, o porque Holden está loco. No lo sé. Pero me encanta.
Por cierto, no recuerdo, en efecto, las frases exactas, pero os voy a poner un enlace al libro:

http://www.justa.com.mx/wp-content/uploads/2010/02/elguardian.pdf

Y ahora la duda, ¿estuvo o no estuvo J.D.Salinger en la cárcel?
Si alguien lo sabe, que nos conteste...
Gracias,
Nelly

4 comentarios:

Anónimo dijo...

lo que no hay duda es de que eres una freak!!!
Me encanta tu estilo!

badrusblog dijo...

Yo lo leí hace años... en el Instituto. No se si tu también lo leistes en esa época. El caso es que no me termino de gustar demasiado. No es que me parezca malo, pero no le veo ese toque especial que le ha convertido en libro de culto... no se igual es que no lo lei con suficiente madurez o no lo entendí. Igual algún día le doy otra oportunidad.


PD: De hecho lo he cogido y hojeado y he visto una dedicatoria de dos chicas de clase... Diana y Bea: 27 - 1 - 1997... Madre mia, jajaja 15 años tenía cuando me lo leí ....

Nelly dijo...

Diana y Beatriz,... una vez vi a Beatriz en El Retiro, muchos años después.
Francamente, ese instituto era mil veces peor que Pencey, la verdad...
Debería escribir un libro yo así y forrarme. Ja, ja ,ja ,ja...
¿Sabes que Ismale esta dando clase en Valencia? Lo que me gustaría regalarle un libro. De todos los años de enseñanza y sólo recuerdo sus clases y el consejo que me dio Boyano sobre la carrera. "No te preocupes por las salidas, Nelly, estudia lo que te gusta. Disfruta. Los años de Universidad van a ser de los mejores de tu vida".
¡¡¡AY, MI UNIVERSIDAD QUERIDAAAAA!!! cuanto la añoro...

Nelly dijo...

Así que soy una freak, ¿eh, anónimo? ains, os doy un poco de manga ancha y os dejo contestar "sin moderar" algunos mensajes y mira lo que me encuentro X-D .
Identificaros, no me importa vuestro nombre, pero poner "anónimos" es muy muy poco elegante.
No soy freak, soy pseudo-freak. ¿Y qué es eso? Eso, querido amigo, es que tanto podemos hablar de ropa como del diálogo en inglés de Boromir del Concilio de Elrond ("Gondor has no king. Gondor needs no king...") o comentar series de dibujos de hace mil años.
Pero si me ves no vas a tener claro que me gusten los cómics, ni que vaya a salones manga, ni nada. No. Es lo que tiene.
Los pseudofreaks somos personas aparentemente serias y normales, que en un momento dado de la conversación cuando estás poniendo a alguien por las nubes y preguntas: ¿pero tú no ves que esto es como yo lo digo?, te contestan cosas como "yo no sigo al semielfo", jajajajajajajja y te dejan toda patidifusa.
jajajaja, ay, madre.
Son personas que ensayaban el anuncio de coca cola en los pasillos de la universidad:

http://www.youtube.com/watch?v=YYd2p3WvJU8

Que escribían cómics y que, en algunos casos, acaban escribiendo novelas...
Son, en definitiva, cajas cerradas llenas de sorpresas y misterio.
^_^
Si os portáis mal os vuelvo a poner la moderación a todos los mensajes.
Saludos pseudofrikinianos.
Eva-Nelly.

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises