"¿Quién se ha llevado mi queso?", Spencer Johnson

Es curioso que este libro me llegue casi a la par que la película "The Artist". Porque ambos tratan de la gente que no se lleva bien con los cambios.
Creo que el protagonista podría leerlo, ja,ja,ja,ja,ja...
La historia trata de unos ratoncitos y unos liliputienses que viven en un laberinto, y un día descubren que ... el queso (que puede ser cualquier cosa: la idea de familia, de éxito, un trabajo, etc.) ya no está donde estaba.
La primera cosa graciosa: mientras los ratones, jajajja, simplemente olisquéan el hueco vacío y echan a correr hacia delante. Los liliputienses, como yo y seguro que mucha gente, se tiran cinco meses preguntándose: "¿quién?, ¿por qué a mí? ¿qué podría haber hecho yo?" etc. etc.
Esta muy bien, ese trozo hace que te rías de ti misma.
En cada capítulo, vienen pequeñas frases, dichas de un modo que... bueno. Una de ellas dice: "cuanto más importante es el queso para ti, tanto más deseas conservarlo", a lo que yo respondí: pues lo mejor es no tener queso y punto. Así, sin querer, no puedes evitar contestar a las estúpidas frases del estúpido libro. (Es broma, lo digo porque es bueno).
Otra estupenda pregunta que te plantea es qué harías si no tuvieras miedo. Y cuando, poco a poco, el personaje protagonista (uno de ellos), empieza a salir a buscar queso, te da una frase aún mejor: "Todo movimiento en una nueva dirección te acerca más al queso".
Bien, en ese instante, pensé: "pues no, porque ¿y si te equivocas y acabas en un callejón sin salida en ese laberinto?" y casi inmediatamente, me contesté a mi misma: "bueno, lo cierto es que si vas en dirección errónea y te equivocas, es una dirección menos que te queda por comprobar antes de dar con la que te lleva al queso. Luego sí es verdad que cualquier movimiento hacia delante te acerca a él."
Y en ese instante cerré el libro y lo lancé contra el sofá. Habrase visto, un libro que hace que me lleve la contraria a mí misma. Psssf....
Ahí te quedas, libro. Jahjajajajjaja. Por llevarme la contraria...
Estipula que no todos los cambios son malos. El libro los vende como buenos, yo lo veo terribles. Lo que sí he de reconocerle es que mi hizo pensar que no necesariamente los cambios son malos. Lo son al principio, pero algunos traen cosas buenas después. Hablo, por supuesto, de los cambios no elegidos. Porque los que eliges tú por supuesto que son buenos y si te equivocas y no lo son, al menos, los elegiste tú.... y,.... ejem. Bueno, da igual, jajajaja....
Os recomiendo la obra.
Saludos,
Nelly.

3 comentarios:

Aelo dijo...

Hace poco conversaba con... con alguien sobre cambios, nos ha salido algo muy muy mal y entonces ha salido la frase lapidaria "tenemos que hablar". Claro, al salir las cosas mal (al llevarse el queso), quería saber que hacíamos si así no sacábamos nada en limpio... yo escuchaba, con una mezcla de impaciencia y tristeza, seré idealista o ilusa, no lo sé. Pero estoy convencida de que, si las cosas no resultan de una manera habrán de resultar de otra, ante sus palabras lo único que sentía era a mi parte rebelde diciendo a voz de grito "¡Ésto no se termina porque no me doy por vencida y YA!".

Ésto, que te cuento, me llevó a pensar en ese libro (que leí ya hace unos cuantos años), en como nos podemos pasar pensando en el como, en el cuando, o en como las circunstancias nos llegan a joder todo un plan, status quo o como lo prefieras llamar... ¿qué de malo tienen los cambios? las cosas cambian constántemente y lo único que podemos hacer ante eso es adaptarnos, de hecho ¿no se supone que estamos biológicamente diseñados para adaptarnos a los medios? pues creo que ya es hora de demostrarlo.

Saludos

Janendra Cien Pájaros dijo...

Aquí otra que no se toma los cambios con mucha felicidad, pero como la vida se empeñó en darme algunos fuertes e inesperados, ¿qué se puede hacer? :P rumiar es lo primero, el por qué a mí lo segundo y el "bueno a caminar ¿que otra queda?" lo que le sigue. Estoy en pos de mi queso :D y este post fue caído del cielo para mí. ¡Buena semana Nelly!

Nelly dijo...

A ver, a ver, aquí seguimos, aprendiendo cada día =) Tengo que terminar el libro porque me he quedado por la mitad...
¡Pero la semana que viene hablo con una mujer que sabe mucho de estas cosas!
:) Ya os contaré, voy aprendiendo truquitos poco a poco y estoy encantada...
Saludos,
Nelly :)

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises