VISITANDO LAS ISLAS CÍES.

¡Nos vamos de viaje!

Destino: dos de las paradisíacas pero frías islas que forman parte del archipiélago atlántico de las Cíes.
Este paraíso natural es uno de mis lugares favoritos de todos los que conozco del mundo, no en vano lo he visitado ¡4 veces! y os recomiendo a todos que vayáis a verlo.
El ferry que nos lleva hasta allí parte de Cangas, Vigo o Baiona. En este caso, me dirigí a Vigo porque había quedado en el puerto con el resto de aventureros, a quienes, por cierto, dedico esta entrada.

ISLA DO FARO E ISLA DE MONTEAGUDO
El archipiélago de las Cíes, parque natural marítimo-terrestre, se compone de la isla Sur o de San Martiño, y de las islas de Faro y Monteagudo, unidas ambas por una playa y una laguna protegida por el rompeolas.
La Playa de Rodas o Praia das Rodas une Punta das Vellas con Punta Muxieiro. Hace unos años, esta playa fue nombrada por un periódico inglés "mejor playa del mundo", lo que provocó un aluvión de turistas que ha llevado a la tramitación de un proyecto de ley para impedir que el número de visitantes diarios del parque natural sea superior a 2.000.
En la playa, donde atraca nuestro barco, hay un puesto de primeros auxilios, un restaurante y una caseta de información.
De allí parten cuatro rutas de senderismo. Vamos a destacar sólo dos de ellas, porque al hacerlas ya se pueden observar los lugares de interés de las otras dos.
Es recomendable comenzar por la Ruta do Faro das Cíes, o como yo lo llamo: el Faro grande. Hasta allí hay un recorrido de 2,6 kilómetros y se recomienda realizarlo a primera hora porque el sol da muy fuerte y en el último tramo (donde el camino discurre en zig-zag) no hay donde guarnecerse de él.
La panorámica de San Martiño en esta ruta es también magnífica. Así como las vistas de sus acantilados.
De regreso, se puede visitar el Faro da Porta, más pequeño, y hacer un alto para comer en las inmediaciones de la playa.
Antes de emprender la segunda ruta podemos descansar y refrescarnos los pies en sus frías aguas atlánticas.
La segunda parte de nuestro viaje nos llevará hasta o Faro do Peito, en la isla de Monteagudo, situado a unos 2,5 kilómetros de nuestra posición actual.
Esta segunda parte de la visita nos acerca al Alto do Príncipe y a la Punta dos Ferreiros, donde podremos observar, entre otras aves, a los cormoranes (fácilmente reconocibles por su plumaje negro y porque vuelan siempre a ras del agua).
La Isla de Monteagudo es más boscosa que la Isla do Faro. A la de San Martiño no se puede ir, lo cual, dado el paisaje que se ve desde nuestro posición, nos hace sospechar que guarda un montón de misterios de inigualable riqueza natural.
Y es que en Galicia, ya se sabe, bien pueden esconderse en las sombras del bosque bruxas, meigas, hadas y demás...
;) Saludos,
Nelly.

VISITA LAS ISLAS CÍES HACIENDO CLIC AQUÍ, EN EL ALBUM DE CUENTOS DE NELLY.

4 comentarios:

Pantagruel dijo...

Si no fuera porque hoy he concretado (creo) mi escapada a Donosti para el mini-Zinemaldiak de este año, estaría muy muy envidioso.

Voy a tener que salir mucho en mis días libres para compensar lo que estoy viendo, en cualquier caso.

Nelly dijo...

je,je,je, pues nada... cámara en mano y cuaderno de viaje de esa escapada, Panta. ¡Por cierto, las editoriales han comenzado a contestar! "Mandanos el proyecto" dicen,... madre mía que nervios...

Susana Community Manager Turgalicia dijo...

Esperamos que la experiencia en las Illas Cíes fuese de tu gusto.
Como organismo oficial de promoción turística de Galicia os indicamos que estamos a vuestra disposición siempre que necesitéis información para planificar vuestro viaje en nuestra tierra.
Os dejo nuestra web http://www.turgalicia.es

Susana, Community Manager Turgalicia.

Nelly dijo...

¡Caramba, muchas gracias Susana!
Saludos,
Eva (Nelly)

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises