Mi pequeño jardín Zen...

Me he comprado un jardín Zen.
Tiene un Budita, piedrecitas, arena, y unas tiras de incienso.
Es pequeñito, pero estoy pensando comprarme su versión "grande".
La verdad es que nunca he entendido demasiado bien el encanto de hacer dibujos en la arena, pero el otro día hablando de jardínes zen y filosofías orientales con un amigo, me dio unas nociones básicas de meditación.
Por ejemplo: un ejercicio sencillo consiste en escuchar lo que ocurre a nuestro alrededor, dejando la mente en blanco.
Otro, observar tus propios pensamientos, aunque ése no lo entiendo demasaido bien.
Dicen que la meditación te ayuda a luchar contra el estrés del día a día, aunque a mí me parece algo similar a ¿escuchar música?
Uno de nuestros lectores tiene un jardín japonés, con peces de colores... ¿lo usará para meditar?
¿Alguno de los lectores conoce ejercicios de relajación/meditación?

2 comentarios:

Guzmán. dijo...

Jiddu Krishnamurti y la Meditación;

"La meditación es una de las artes más grandes en la vida quizá la más grande y no podemos aprenderla de nadie. Esa es su belleza. No tiene técnica y, por ende, no tiene autoridad. Cuando uno aprende acerca de sí mismo, cuando se observa cómo camina, cómo come, qué dice, la charlatanería, el odio, los celos; si está atento a todo eso en sí mismo, sin preferencia alguna, ello forma parte de la meditación. Por lo tanto, la meditación puede tener lugar cuando estamos sentados en un autobús o paseamos por los bosques llenos de luces y sombras, o cuando escuchamos el canto de los pájaros o contemplamos el rostro de nuestra mujer o nuestro hijo".15.

Y recientemente ha escrito: "Todo esfuerzo que se hace para meditar, niega la meditación".16.

15 Freedom from the Known (1969).
16 Prólogo de Krishnamurti en Meditations (1980).

KRISHNAMURTI
Los años de plenitud
MARY LUTYENS
http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/

Nelly dijo...

Muchas gracias por tu aportación...
Tienes un blog muy interesante y espiritual.
Me ha llamado la atención esa frase de "todo esfuerzo que se hace por meditar ya niega la meditación."

En ese caso, ¿meditamos sin darnos cuenta? A mí me gusta, cuando viajo en tren, cerrar los ojos y dejar la mente divagar, mientras me relajo. Además, cuando vuelves a abrirlos ves un paisaje muy bonito y eso te permite "ampliar tus miras". Porque, en el día a día, lo que más suelo ver son edificios. Eso es una cosa que me da mucha pena, no poder ver más allá... una montaña, un paisaje, un río... "El cielo a la altura de mi nariz", que solía decir de niña.
¿Y el paisaje más bonito? El mar hasta la curvatura del horizonte.
Caramba, qué lejos queda Nueva York, jajajajaja...

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises