¿A ver qué día hace hoy...?



Ni bueno, ni malo, creo que me toca decidirlo a mí.

¿Sabéis lo que me pasó ayer? Salí del trabajo muy cansada, y triste porque mi chico no está. Tenía muchas ganas de hablar con mis amigas pero, por incompatibilidades de horarios no las pude localizar. Así que las escribí para proponerles "una tarde de chicas solas". Ya sabéis, cine, risas, ... en fin, una tarde con amigas.

No es que tenga mucho tiempo porque la semana que viene tengo exámenes de inglés, de Certificado Oficial (y no he empezado a estudiar, vaya...) Y además tengo un cumple el sábado al que me apetece mucho ir pero... bueno, también quiero verlas a ellas así que pensé en hacer malabares con los tiempos.

Pero me da que no quieren quedar.

Es sólo una intuición. O quizá... bueno, no lo sé. Sí lo sé, qué puñetas, es cuando te responden que tienen muchos planes, o ni te responden.

Así las cosas, una noche triste, bastaría para ponerme a mí más triste aún. Pero me llamó un amigo y me dijo que también podía aprovechar para disfrutar de mi libertad si no tenía nada que hacer...

Veamos... "¿Libertad?" ¿Libertad, libertad.... (estoy buscando en el Nelly-Diccionario....)¿Mande? ¿Libertad? ¿Qué tiene que ver la libertad... con todo esto? Es más, ¿qué libertad?

La libertad de no estar pendiente siempre de lo que hagan los demás.

Interesante cuestión....

... ¿Y cómo se hace eso?

Sus palabras me recordaron un libro que yo siempre recomiendo. (Es un poco de auto-ayuda, pero... en fin, si quitáis toda la paja, es bonito), se llama "Dios ha vuelto en una Harley". Y va de una mujer de unos treinta o treinta y pocos que vuelve a Nueva Jersey y se reencuentra con un viejo compañero del que estaba enamorada. ¿Por qué saco a colación este libro? Porque, veréis, hubo un capítulo que me gustó especialmente. Ella se queda en casa... "no sea que la llame ése chico".

¡¡MEEC!!. Mal.

Me hizo una gracia tremenda porque luego... le plantean la pregunta y la norma: "No vuelvas a hacer algo ... o no hacerlo... sólo por los demás"

Es un buen libro, mucho mejor que "El Secreto".

La conclusión es que no voy a quedarme sentada esperando hasta el sábado por la tarde para organizarme. Hoy voy a preguntar, si consigo verlas, estupendo, porque las quiero un montón. Pero si no, llamaré a otras que tengo un poco abandonadas y nos pondremos al día mientras vemos ésa pelí... a la que tengo tantas ganas. (Es muy apropiada para una tarde de chicas,... la última de Jennifer Anistong y Drew Barrymore...)

¿Sabéis? Todo depende del enfoque que le demos a las cosas...

¡Qué tengáis un buen día!

10 comentarios:

Pantagruel dijo...

Buen Día tenga usted también, señorita... que parece que realmente necesita que le levanten los ánimos por encima de las grises y ásperas superficies terrenales.

Como soy del género masculino, yo le recomendaría algo más "energético" para su tarde de cine: Kill Bill (las dos) y quizá Aliens, por aquello de que las chicas que salen en las pelis no tienen problemas para coger la vida por los cuernos...

:D

Nelly dijo...

Pues pensábamos en "¿Qué les pasa a los hombres?" ja,ja,ja... tiene que estar divertida.

De Kill Bill sólo me gusta la niña japonesa que parece sacada de un manga... ¿Alien?...

Ja,ja,ja, Panta, me has animado... ja,ja,ja....

¿Tú no le plantearás eso a una chica cuando quieres llevarla al cine, verdad?

Besos :)
Nelly.

Pantagruel dijo...

No, claro... yo no se lo planteo... pero lo propongo como una "ampliación de conocimiento cinéfilo"... :D

y cuando uno está con los ánimos un tanto revueltos, mejor descargarse con las escenas de los héroes sacudiendo a los malos a diestro y siniestro. ¿O no?

... pero vamos, que se la chica propone otra cosa... no seré yo quien pierda una cita por ver mi dosis de tiros y carreras en pantalla grande. :D

Nelly dijo...

¡Anda que no sabes tú poco!

.... ¿no te llamarás Alex, verdad?

Ja,ja,ja...
Besos.

Pantagruel dijo...

Pos no, no.. no soy un Alex... mis padres quisieron darme un nombre más angelical.. :D
(Pero nos conocemos por una amiga común del Laberinto...)

Y éstos razonamientos no son de saber... son de aprender!!!

Nelly dijo...

¡Anda, leche!

¡¡¡Me tienes intrigada!!!

Ja,ja,ja... primero leí "El Laberinto" y pensé en otra cosa... ja,ja,ja...

Panta, ¿sabes qué? Te voy a dedicar una canción, en el lateral. Es mi pelí favorita.

Así que de "El Laberinto" eh? tengo ganas de dejarme caer por allí pronto...

Pantagruel dijo...

Tampoco te lo voy a poner difícil... la clave te la puede dar Bea!

Gracias por la canción! Aunque debo reconocer que no es una de las pelis que marcase mi infancia. El cine que veía de peque solía ser de aventuras y ciencia ficción. Y en el Laberinto, más que el maestro sería el Minotauro... :P

Nelly dijo...

Ja,ja,ja, pues nada, nada, un día nos desafiamos a algún juego... pero que sea sencillito.
(Estoy enganchada a ése que tienen en la barra, el de quitar piezas sin que se caiga toda la torre..)

Besos,
Nelly

pd: mañana buscaré tu novela en el curro, y si la encuentro la paso a la primera del lineal...

Pantagruel dijo...

Si has encontrado la novela, avísame. Eso sí sería magia!!!

Hasta octubre se supone que nada de nada, pero ya os avisaré a todos para que prepareis los dinerillos.. :P

Nelly dijo...

Vaya, pues si la traen un día antes a la librería la pondré en el lineal...
Pero si la traen entrado el mes de Octubre... temo que entonces tendré que ir un día -como cliente-, para ponerla delante...

¡Jo, que envidia!
Muchos besos, Panta.
Nelly.

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises