Entre libros...

Me paso seis horas al día.... y me encanta.

Algunos clientes son muy majos, la mayoría, otros no tanto... Lo que más me sorprende es que dan por sentado que nosotros, los libreros, hemos leído todos y cada uno de los libros que están en las estanterías.
No es así, claro, tenemos ¿cuántos? ¿dos mil títulos?. Sin embargo, de vez en cuando sí coincides con libros conocidos, como me ha pasado hoy con "La Vieja Sirena" de Sampedro. Como la señora estaba muy perdida, le he contado un poco el argumento. Cuando le he mentado a la esclava me ha preguntado: ¿pero era árabe?.

(Imaginadme con cara de estupor)

- Pues, hombre, no me acuerdo de ese detalle, más bien no...

- Es que si no, el libro que busco es "La Sirena Varada".

- Está ambientado en Egipto y la esclava acaba cuidando del hijo de...

- ¿Pero es árabe?

(¡Y dale!)

- No lo sé, creo que no...

- Es que si no es árabe, el que busco es el otro.

- ¿De qué va el otro?

- No me acuerdo....

Es como ser detective. Detective de libros y de sus recuerdos. Ayer por la noche me vino un hombre y me dijo:

- Busco un libro pero... no sé el autor, ni el título.

(Bien, gírese y elija el que guste de la estantería, ja,ja,ja...)

Y me miran con cara de "lee mi mente y adivínalo". Me encanta. El caso es que hablo muchísimo con los clientes. Me cuentan de su vida, de su familia... me gusta preguntarles por .. no sé, todo. La gente, en general, es maja y sobre todo, muy diferente.

De los libros que me gustan me acuerdo mucho, inclusive de las frases. Cuando el otro día una joven cogió "El Guardián entre el centeno", le dije que yo odiaba ese libro. Pero que lo odiaba de un modo raro, pues... me lo habré leído unas cuarenta veces. Qué diantres, tras La Princesa Prometida, es mi favorito. Acabamos hablando del otoño, de Holden y de lo loco que estaba... no sé, fue como tener algo en común con una completa desconocida. ¿Véis? estas cosas sólo pasan con los libros... Le solté un par de frases y me miró... admirada. Sí, las frases y las pelís me las sé de memoria. Sin embargo... soy la mujer más despistada del mundo para otras cosas. Es más, no me acuerdo de lo que hice ayer, ja,ja,ja...

Se conoce a la gente por los libros que compran. Es como una ventanita abierta a sus deseos y esperanzas. Por eso son tan importantes.

Besos,

Nelly.

2 comentarios:

Pantagruel dijo...

Pues mira... para que te eches unas risas a costa del tema, y de paso descubras (si no la conocías) una página interesante.

http://www.melibro.com/?p=663

Nelly dijo...

ja,ja,ja,ja,ja...

Panta, ¡¡me encanta!!

Me estas descubriendo muchas cositas hoy. ¿Nos conocemos? (¿de otra página?)

Besis,
Nelly.

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises