Reflexiones sobre Budismo.

Podría empezar la entrada por el "Heme aquí en estas soledades..."  jajajaj! que me encanta y me hace reír siempre.
A ver, el resumen es: me quedo sin profe de budismo.
Dado que no puedo estar pidiéndole al muso que me enseñe todo el rato, y que estoy terminando el último libro maravilloso que me recomendó: En Defensa de la Felicidad, me ha entrado un agobio terrible porque se me acaba, ¡y no me atrevo a pedirle más!



Ese libro está muy bien porque distingue felicidad de alegría (por ejemplo). Para mí la felicidad es "calma" pero según el libro "felicidad" es más bien estar presente o ser consciente de cada instante y su valor (lo tengo que releer, de todos modos, porque, ¿te puede doler un pie y ser muy feliz? ¿qué pasa con la emoción negativa?). Hay que reconocer que te cambia la forma de pensar y, por tanto, de vivir. Pero si los capítulos iniciales y especialmente la parte central del libro me resultaron complicadas... la última parte es fantástica. Todo el libro lo tengo lleno de apuntes, subrayados, garabatos, ideas...

Y hoy lo estaba leyendo tranquilamente y concentrada en el sofá y he pensando: "claro, si es que por mí me quedaba en el sofá leyendo eones, pero va a ser que no..." y entonces di con una máxima que me ha gustado mucho: "No hay ninguna gran tarea difícil que no se pueda descomponer en pequeñas tareas fáciles"

Como ya he dicho, estaba agobiada. La lectura de libros y filosofía budista tiene para mí una cosa curiosa: si lo leo un día en que me siento bien, contribuye a mejorar mi bienestar (me anima más) pero es que cuando lo leo porque siento agitación/tristeza/agobio/miedo por algo... curiosamente, parece que el libro me hable, jajajajaj. En serio, piensas: ¿¿¿pero bueno, cómo puede este párrafo contestar a lo que siento ahora mismo??? Si te duele un pie, sale en el libro... si resulta que tienes miedo, sale en el libro. Si el muso dice algo de una tarta de chocolate, SALE EN EL LIBRO TAMBIÉN!!!

Es muy inquietante.

Al margen de eso, quería hablar de frases y máximas porque hace años encontré esta: "El único lugar en el que el éxito viene antes que el trabajo es en el diccionario". Y ha servido como guía de mi vida desde los quince años. No sé dónde la leí, pero cuando escribía novelas y eso son muchas horas, y las presentaba y no ganaba el Planeta (ja ja ja! ya os contaré) volvía a casa y pensaba: "Claro, es normal" y de algún modo mi cerebro contrastaba la realidad con la dichosa máxima del trabajo y no me deprimía ni lo más mínimo. El esquema es: "quiero esto", da trabajo, "vale, pero es normal". 
Y al final publicas. O pintas. O escalas. Siempre que quieras algo de verdad, claro.

Bien, pues ahora estaba yo pensando, ¡Oh, cielos, ya verás como me equivoco! y en lugar del budismo correcto termino en alguna secta loca, o me confundo de conceptos, o me despisto y me vuelvo nihilista... o a saber!!! porque para mí esto del budismo es algo muy nuevo. Y hoy en día hay tantas y tantas opciones espirituales que una no sabe lo que está bien, lo que está mal, lo que es correcto, lo que no... unos hablan de magia, de hechizos, de brujería... yo que sé!! 

Y en ese ambiente de caos... pues...(por favor, no os riáis al leer esto), en ese ambiente de caos aquí el único que parece saber de lo que habla es el muso. En serio. El problema es que no suelta prenda.

Sería mucho más fácil un: "`enga, pregunta lo que quieras que yo te informo".  Pero nooo. 

No podía ser tan fácil, no.

Total, que se me acaba el libro. Y estaba en modo pánico hasta que di con la frase. Y esa frase, lo ha cambiado todo. Porque veréis, dice: "no hay ninguna gran tarea difícil..."  pues hombre, sí las hay, "que no pueda descomponerse en pequeñas tareas fáciles".

Y entonces he pensado, recordado y previsto una serie de cosas complicadas en mi vida. Algunas las tengo ya medio superadas (¡no sabéis qué feliz!), lo que pasa es que me ha llevado mucho tiempo aprender el método. Y otra de las tareas era: "vale, saber tanto como el muso". 

O si queréis: aprender budismo. 

Ahora bien, si me acerco al Templo y me hablan de exorcismos... ains, es que no sé lo que está bien y lo que está mal. Pero entonces he pensado: eso es una gran tarea, un gran reto. 

Vale, herramientas de las que dispongo: un grupo al que me apuntó "el viajero". Grupo donde leo cosas tan chulas como esta:


Vale.
Herramienta dos: libros.
Madre mía, anda que no hay libros en el mundo. Los libros son unos maestros maravillosos. 

Y la herramienta tres es: preguntar.

Okey, la labor es aprender, y parece una gran labor complicada, pero si la máxima es cierta, y tened por seguro que va a ser la máxima de mis próximos tres siglos, jajajajaja!
Entonces, no hay nada imposible.
O casi nada. 

Pero bueno, seguro que puedo aprender. Sola.

¡^_^ genial! 
Pues lo dicho.
Saludos!!!!!!!!!

2 comentarios:

Miguel Ángel Sanz Burgueño dijo...

Hi Nelly!

La felicidad y el dolor de pies. Jajaja.

Al grano (de arroz).
Cuando estás totalmente en el ahora, solo existe atención al dolor del pié. ¿Qué significa eso? Pues que si no hay más que atención, no hay comparación, por lo que ese dolor no es ni bueno ni malo, solo es lo que es. Decir que algo es negativo surge de la comparación de ese algo con otro algo. Comparas tu pie dolorido con tu pie no dolorido y te quejas porque prefieres la opción B. Pero entonces no estás en el ahora, estás comparando el ahora con el pasado. De ahí surge la frustración, el sufrimiento (psicológico) y todas esas m*****.

¿Has probado alguna vez a poner tus cinco sentidos, a prestar toda tu atención, a la hora de hacer un gesto insignificante? Por ejemplo, ahora mismo, el tacto de la yema de los dedos sobre el teclado. Si le prestas la suficiente atención, todo está rebosante de matices. Te animo a probar con algo como eso, algo en apariencia insignificante, y luego a seguir con todo lo demás, que no es poco.

Un saludo.

Nelly dijo...

Qué interesante!! Muchas gracias por compartir. Justo te estoy leyendo y he probado a prestar atenciòn al sentido del tacto y resulta muy curioso...
Gracias!!

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises