Un cuento breve para el sábado.



Lo he leído y me ha encantado así que lo transmito (versionado):

Érase una vez dos hombres que caminaban por una playa. La playa estaba llena de miles de estrellas de mar que agonizaban al sol. Sin duda las habría traído la marea, o se habían confundido y habían ido a terminar allí sin que fuera esa su intención. Ninguno de los dos hombres conocía a ciencia cierta la causa de la tragedia que se desarrollaba ante sus ojos. Pero uno de ellos se agachaba a cada paso para tomar una estrella entre las manos y devolverla al mar. De este modo iba salvando a las que podía, una a una.
No obstante, había tantas que la tarea podía resultar interminable. Y cada ola dejaba en la arena nuevas estrellas varadas, sufriendo.
El otro hombre, viendo que su amigo se esforzaba inútilmente en acabar con la situación, le dijo:

- ¡¿Para qué te esfuerzas?! No va a cambiar nada...

Pero su amigo, recogiendo otra estrella y dejándola en el mar, le contestó:

- Para esta sí ha cambiado.

FIN.

Me pareció precioso. ^_^ 
Feliz Sábado!!!

fuente imagen: http://www.gifde.com/

2 comentarios:

David Hernando Arriscado dijo...

Que bonitooo!! Feliz sábado desde Jaén. Un bonito cuento para antes de ir a dormir.
Buenas noches Nelly

Nelly dijo...

¡Me alegro de que te guste, David! Los cuentos son algo estupendo. Transmiten cosas y además leer unos minutos al día disminuye mucho el estrés... disfruta de Jaen!!

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises