Carpe diem...

Me estoy haciendo mayor... ¿qué otra cosa explica mi disfrute de actividades tan simples como contemplar la plaza de un pueblo tranquilo o admirar una dalia irregular que se abre de forma caprichosa?

Es la edad, seguro, ...







Había muchos niños jugando y montando en bicicleta, pájaros de todos los tamaños. Gorriones orondos, palomas valientes, otras más timoratas. Camareros amables, paisanos mirando para el paisaje... mucha tranquilidad y luz. 

¿Se puede pedir más?

Buena compañía, pero de eso, mira, también había....
Saludos!!!
Nell. 

7 comentarios:

José Cruz dijo...

¿Dónde está esa plaza?

Nelly dijo...

¡hola José! Es la plaza del antiguo Ayuntamiento de Galapagar. Te echamos de menos ayer en el café.

Davidel dijo...

No es que nos hagamos mayores. Yo diría que somos mas conscientes de la vida. Miramos siempre demasiado para afuera (cosa muy normal hasta ciertas edades), y crecemos y cambiamos. Supongo que sera el proceso normal de la vida.
Si es que la vida mola mucho.

Saludos Nelly!!

Nelly dijo...

Sì, ¿y no te pasa a veces que descubres algo que te parece un gran descubrimiento personal y luego te das cuenta de que antes que tù llegaron a esa conclusiòn miles de personas? No sé, se llama crecer y madurar, supongo.

Davidel dijo...

Así es.
Pienso que hay sensaciones que son la leche, pero que no puedes transmitirlo de ninguna de las maneras. Por que la uníca manera de hacerlo es que la persona por si misma se de cuenta que es la leche. Estoy de acuerdo de que es parte de la maduración, y este lleva su tiempo dependiendo de la persona y sus circunstancias.
Es un camino en el cual, mas lento a mas deprisa, todos vamos andando.
Supongo.




Victoria Tsuchiya dijo...

Admirar lo cotidiano.. es algo que en Japón se hace mucho, no será que te estás volviendo japonesa, jajaja ;)

Nelly dijo...

Ja ja ja ja!!Volverme japonesa sì que serìa interesante, ja ja ja ja

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises