¿Cómo he podido ser tan idiota?

Tengo que preguntármelo, ¿cómo he podido ser tan ilusa? De verdad, ¿en qué momento decidí que se podía confiar, que le importaba lo más mínimo, que realmente iba a aprender algo? Luego se paga todo llorando.
¿Qué hago ahora con tanta lágrima, con tanto sufrimiento? 
¿Es que acaso sirve? ¿dónde van todas estas lágrimas que vertemos por los demás? ¿Hace lluvia el Universo con ellas? 
Yo creo que no. 
No van a cambiar nada, la gente sufre, sin más. Son cosas que pasan.
Se sufre, se llora, se olvida.
¿Y se aprende? 
Se aprende a no confiar. A poner barreras.  
Bueno.
Si se aprende, entonces al menos sirve de algo llorar.

Voy a coger mi tacita de la literatura:


Y prepararme una infusión,...
Que seáis felices, internautas, y que nadie os engañe ni os haga sufrir, nunca... 
Nell.

4 comentarios:

Ivan Rúmar dijo...

Lo que se aprende es a ser más duro y que cueste más que te hagan sufrir la próxima vez. Pero el problema radica en que puedes volverte demasiado cauteloso en futuras relaciones (y no me refiero a sólo de pareja, sinó también de amistad) y perderte cosas buenas. O eso creo yo.

Nelly dijo...

Se aprende que la gente miente. Que nadie, sobre todo los que van de "yo soy bueno", lo suelen ser... que eso es mentira. Que la gente buena no va de buena.Que son las acciones la que lo demuestran. Que no se debe tolerar que nadie nos insulto y que no se debe subir a nadie a un pedestal.
Y ahora a ver si lo repito doscientos millones de veces para no volver a exponerme ni a confiar.

badrusblog dijo...

Muy mal, no debería estar permitido que de tus ojos saliese ni una lágrima que no fuera de alegría. Unos ojos tan bonitos como los tuyos no pueden estar tristes. Así que ya sabes,una sonrisa Alcaldesa, que es primavera :)
¡¡Un besazo!!

Bad.

Nelly dijo...

Muchas gracias, Badrusblog!!!
Voy a ver si me propongo seriamente hacer caso a mis amigos, ¡síp! ^_^ GRACIAS POR ANIMARME!!!!!

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises