Un nuevo curso...

Hola!!

Creo que ya os he comentado alguna vez que me encanta la dinámica de las clases... Y hoy he empezado un nuevo curso.
No es de un tema que tenga tanto que ver con la comunicación, la creatividad y esas cosas que me gustan, pero sí que he sacado una idea que me ha llamado mucho la atención.
El curso es de "empresa" pero habla un poco del trato con las personas. Y me ha llamado la atención algo que se ha comentado sobre el respeto.
Y no me refiero a ser educados.
Decídme una cosa, ¿alguna vez os habéis visto en una situación en la que estas dialogando con alguien (ya sea tu novio, tus amigos, un compañero de trabajo) y por lo que sea estáis enfrentados en un punto, y al terminar la conversación como que sientes que tienes que volver a llamar a esa persona? No sé, como que algo no ha quedado claro, o que no estás del todo satisfecha, etc. etc. Seguro que os ha pasado alguna vez, e insistes e insistes en un tema y solo empeoras las cosas.
A mí me pasa mucho. Me pongo nerviosa y justo incides en el tema que la otra persona quiere olvidar. Pues os sonará estúpido pero hablando de algo que no tenía nada que ver, de pronto me he dado cuenta de que debería ser más respetuosa. No sé, a veces si la otra persona no te comprende intentas "demasiado" que te entienda, y lo mismo no es necesario.
Igual es una tontería esto que estoy diciendo. Pero la verdad es que no podemos controlar lo que hagan los demás (mal que me pese), y aunque la situación da bastante miedo, intentar que todos te entiendan o vean las cosas "a tu modo" (estén o no de acuerdo), puede llegar a ser de lo más estresante. Conclusión: respetar a las personas también implica dejar que hagan lo que quieran, cuando quieran.
En fin, es sólo una bonita reflexión.
Encajar no significa tener que estar siempre de acuerdo. Ni siquiera hace falta que te comprendan en todo.
¿Qué opináis?
Saludos,
Nelly.


5 comentarios:

badrusblog dijo...

Uy! esto me suena a discusión con alguien cercano. Bueno hay que saber escuchar, eso es muy importante y aunque nos pongamos un poco cabezones, a veces es mejor dar el brazo a torcer antes de que nuestra testarudez eche a perder algo importante. Igual luego te arrepientes y arreglar esas cosas a veces se complicado. Es muy difícil que dos personas encajen a la perfección si son realmente sinceras la una a la otra. Lo se por experiencia...

Por cierto estás invitada a comentar en mi blog cuando quieras y llámame Badrus, que es más corto.

Besos

Badrus.

Nelly dijo...

Sí ;) empiezo a pensar como Christian, el de Mouline Rouge, que el amor es lo más grande que te puede suceder...

...y eso que hasta la fecha para mí el tío estaba hablando en chino, ja,ja,ja.

pd: voy a colgar enlaces en la parte izquierda de la página y me encantará ponerte también (y hasta puede que ponga algo de publicidad), pero primero tengo que hablar con la luz de este blog, es decir, el informático :D ja,ja,ja...

Gracias, Badrus,
Me paso, palabra.

badrusblog dijo...

De todas formas, si puedo ayudarte en algo en temas técnicos no dudes en decírmelo. Tengo un comentario a cerca del diseño de tu Blog (critica constructiva, me gusta tu blog, solo es un apunte tecnico) pero mejor te lo hago en privado.
¿Dónde puedo mandártelo?

badrusblog dijo...

Por cierto, es normal que alguna vez alguien te tocara la patata. Eso al final nos acaba pasando a todos por muy independientes que creamos ser. Eso no es malo, al contrario. Eso si, con sensatez, no nos volvamos locos, je je.

Yo opino que la media naranja no existe, o si existe hay un número muy grande de ellas que coexisten. La cuestión es encontrarlas, que no es fácil. Después mantenerlas, que tampoco es sencillo y por ultimo si se pierde, no intentar tener otra idéntica a la anterior, ya sabes no hay dos naranjas iguales. Las comparaciones son odiosas...

Nelly dijo...

Mándalo a cuentosdenelly@live.com

¡¡Muchas gracias por adelantado!!

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises