¡He ganado! (Taller de Escritura Creativa, El Ciervo Blanco) ¡He ganado!

¡He ganado! ¡He ganado! (¡menuda sorpresa!)
Si no habéis leído la entrada previa, mirad el final: "tengo que irme porque tengo un taller literario dentro de una hora y todavía no he escrito el cuento,..." algo así, decía.

¿¿Sabéis qué??

21 relatos maravillosos y 21 asistentes (uno de ellos virtual). Los textos de un nivel fantástico. Era imposible elegir sólo uno así que propuse votar al menos cinco, y .... no me lo esperaba, de todos ¡¡ganó el mío!! De verdad, si los leéis cuando los cuelguen veréis que "nivelón" tienen algunos textos. Un máximo de 250 palabras con una imagen como "disparador creativo". Lo difícil era no exceder el máximo.

¡Y ganó mi cuento! Lo van a publicar en un recopilatorio.


http://ciervoblanco.club/

http://ciervoblanco.club/taller-de-escritura-creativa-madrid-ciervo-blanco-150110/
Esta es la dirección del Certamen y la foto que debía inspirarlo




Ha sido una experiencia divertidísima. Os dejo mi relato. Les hizo reír. ^_^ Qué feliz soy, me sorprendió mucho. No lo esperaba. Los textos eran de mucho talento. Aquí os dejo el relato ganador!!!:


QUÉ MALA ES LA ENVIDIA

(Nelly/Eva Pérez)

Todo comenzó con la llegada de aquella extraña familia al barrio.“Los Felices”. No era su nombre auténtico, claro, pero acabamos llamándoles así pues, pasara lo que pasara, tenían siempre un motivo para exhibir una sonrisa.
Hasta que llegaron, en las calles se hablaba de lo de siempre: subidas de impuestos, falta de servicios. Cosas normales, pero ellos comenzaron a cambiarlo todo.
Si había cortes de luz, decían “¡qué maravilla, usaremos velas!” Si una tubería se rompía comentaban: “¡Uy, qué limpia va a quedar la calle!” Todo era motivo de regocijo y celebración.
Hasta entonces yo era considerado un ejecutivo de éxito. Tenía el coche más envidiado del barrio, el maletín más caro, el mejor traje. Sin embargo, nada de eso parecía impresionar a “Los felices”. Juan Feliz y Olalla Feliz, el matrimonio, ni siquiera se impresionaron cuando entré en su frutería. Apenas intercambiaron una mirada entre ellos, cargada de amor y complicidad, y no me obsequiaron con una sola exclamación de asombro al ver mi Rolex. La compra la suele hacer mi criada pero quería conocerlos personalmente.
Al no lograr su admiración, pensé: voy a boicotear su tienda. Y pinté con spray la palabra: “FUERA” en la puerta. Más al día siguiente, sorprendido, vi una docena de vecinos esperando a que abrieran.
- ¿Qué ocurre?
- ¿No lo ha leído?
Se apartaron para dejarme ver mi pintada retocada: “Hace frío FUERA y dentro hay café gratis”
Lo peor de todo es haber contribuido a su éxito.

FIN.

posdata: en esta versión he añadido dos palabra más, es decir, tiene 252. Van en cursiva, en el texto que se leyó en el taller no están porque me excedería del límite. Pero bueno, como este es mi blog no pasa nada si las pongo. Tuve que acortar mucho, es el reto de los microrrelatos (qué son todavía más breves)
Un saludo!!
Eva(-Nelly)

4 comentarios:

Neftis dijo...

Muchisimas felicidades, tu lo vales ;-)

Saludos

Nelly dijo...

¡Oh, gracias, Neftis!
^_^ la experiencia fue muy divertida. Y además me animó un montón.

Victoria Tsuchiya dijo...

Omedetou! Como dice tu cuento, a todo se le puede sacar el lado positivo y que lo "malo" se vuelva "bueno" ñ_ñ

Karla Ximena dijo...

¡¡¡¡Felicidades!!!!, el cuento me encantó. El mensaje tiene fuerza y el relato es divertido. Besos.

Publicar un comentario

 

 

 

Creative Commons License
contador de visitas para blogger por paises